Economía

"Con el dinamismo de la vivienda social se puede prever un 2020 de recuperación"

La Vivienda de Interés Social y los recursos destinados a dinamizarla serán clave para revertir la tendencia del PIB de edificaciones. Así lo señaló la presidenta ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez, quien además advirtió que los resultados en la comercialización de vivienda nueva, la cual registró un crecimiento de 4,7 por ciento en 2019, permiten tener mejores perspectivas para el año en curso.

Tras conocer los resultados del PIB publicados por el Dane, que indican que la economía colombiana creció 3,3 por ciento durante 2019, pero el sector de edificaciones presenta una reducción de 7,7 por ciento, Forero explicó que esta reducción se debe al menor dinamismo de la actividad no residencial y el segmento alto de vivienda.

"Teníamos previsto este resultado, pero esperamos tener un 2020 positivo teniendo en cuenta el aumento de la comercialización de vivienda, los lanzamientos de proyectos y los inicios de obra. Adicionalmente, es importante garantizar la cantidad suficiente de cupos del Programa Mi Casa Ya para que permita mantener la confianza del comprador y los buenos resultados que hemos visto a la fecha en comercialización de vivienda social", dijo la Presidenta Ejecutiva de Camacol.

Forero agregó que la certidumbre en los recursos del Gobierno Nacional que ayudan a las familias colombianas de menores ingresos a comprar vivienda será fundamental, no solo para sostener los volúmenes de la actividad y el dinamismo del mercado de vivienda social, sino también porque les permitirá a los nuevos mandatarios locales estructurar de manera mucho más eficiente sus metas de desarrollo urbano, de vivienda formal y de creación de puestos de trabajo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.