Economía

Duración y propagación del Covid19 definirán impacto en economías andinas

La magnitud del impacto del Covid19 en las economías de la región andina dependerá de la duración de la pandemia, su propagación y las medidas de prevención y de respuesta de los países para contener y amortiguar el choque.

Así lo señala el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en un informe que analiza el impacto del coronavirus en Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú, y Venezuela.

También el informe indica que el impacto dependerá de la estructura de las economías andinas, su exposición y vulnerabilidad a canales de transmisión globales; por ejemplo, su apertura comercial e integración a cadenas de valor globales, contribución del sector turismo, dependencia de materias primas, integración financiera, entre otros.

La prioridad número uno es contener la propagación del virus a nivel doméstico para minimizar el impacto directo.

De acuerdo al análisis, en primer lugar, las medidas de prevención y contención están teniendo un impacto directo la actividad económica, y por lo tanto debería esperarse que tengan también un impacto en las finanzas públicas y la productividad.

El impacto en el crecimiento dependerá de la evolución de la pandemia fuera y dentro de las fronteras de cada país, la vulnerabilidad, la capacidad de respuesta, el estado y resiliencia de los sistemas de salud.

Por otro lado, el espacio fiscal y el acceso a financiamiento serán determinantes para la respuesta, así como asegurar y proporcionar liquidez al sector bancario y al resto de la economía. El efecto por el choque global podría ser superior al registrado durante la crisis financiera internacional.

Los expertos de la Organización Mundial de la Salud y la experiencia en China y otros países de Asia y Europa destacan la importancia de "aplanar la curva" y contener el contagio, para evitar un colapso del sistema sanitario y minimizar el impacto tanto en vidas como en la actividad económica.

Incluso en un escenario favorable donde la región logra controlar la propagación del virus y los brotes permanecen localizados, el impacto económico de la pandemia puede ser significativo.

En el aparte de Colombia, el BID señala que el deterioro en los términos de intercambio producto de un menor precio de las materias primas podría ampliar desequilibrios externos y ocasionar una revisión en la calificación crediticia del país.

Agencias calificadoras como Fitch, Moody's y Standard & Poor's han resaltado en sus últimos informes que la principal debilidad del país es su perfil externo, debido al elevado nivel de deuda externa, la volatilidad en los términos de intercambio y el elevado déficit de cuenta corriente (4,4% del PIB). Por tanto, un eventual empeoramiento de los términos de intercambio podría afectar la calificación de riesgo del país y el financiamiento de su déficit externo.

En su último reporte sobre la calificación de deuda soberana para Colombia, S&P Global Ratings confirmó la calificación crediticia del país (BBB-), pero cambió la perspectiva a negativa por mayores riesgos en liquidez externa, deuda y crecimiento. En este reporte la agencia calificadora pronostica un crecimiento del 0,7% para la economía colombiana en 2020.

Fitch Ratings rebajó la calificación de deuda soberana de Colombia a BBB, con perspectiva negativa. Según la agencia, la disminución de la calificación refleja el probable debilitamiento de los principales indicadores fiscales a raíz de la recesión económica causada por una combinación de perturbaciones derivadas de la fuerte caída del precio del petróleo y los esfuerzos por combatir la pandemia de coronavirus.

Fitch prevé una contracción moderada de la economía colombiana del -0,5% en 2020, impulsada por una importante desaceleración de la demanda interna y las exportaciones de petróleo, seguida de una modesta recuperación del 2,3% en 2021. A su vez, la perspectiva negativa refleja los riesgos a la baja para las proyecciones de crecimiento económico y las finanzas públicas. Así, como los retos derivados del reducido espacio fiscal que afectan la capacidad y la calidad de la respuesta política del gobierno para recortar decisivamente los déficits y estabilizar la deuda en los próximos años, dada la magnitud de los choques experimentados

Así mismo, indica que aunque existe gran incertidumbre debido a las características particulares del choque y la dinámica de las decisiones de política que se toman día a día: se espera que los sectores económicos más afectados sean: minería, restaurantes y hoteles, transporte, recreación.

El sector minero se vería afectado principalmente por la baja en la cotización internacional del precio del petróleo. Los sectores de restaurantes y hoteles, transporte y recreación se verían afectados por las medidas de restricción de movilidad en el país.

Por otra parte, los sectores que se verían beneficiados por la coyuntura serían alimentos, servicios de salud, sector farmacéutico y servicios públicos

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin