Economía

Necesidades fiscales de Colombia rondan entre 8% y 10% del PIB

  • las trayectorias de déficit y endeudamiento del Gobierno Central pareciera que convergen muy rápido a sus niveles pre-crisis.
Las finanzas públicas colombianas andan muy averiadas, por cuenta de la pandemia.

En medio de la pandemia de la covid19 y la inmediata reacción del gobierno colombiano en apoyo financiero a los más necesitados el lastre de las finanzas públicas puede rondar entre 8% y 10% del PIB, lo que inevitablemente conducirá a una reforma tributaria, alerta ANIF.

El Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP) es uno de los documentos técnicos más importantes con los que cuenta el Gobierno Nacional para definir el panorama de ingresos, gastos y déficit fiscal del país para los próximos años, sustenta un informe de ANIF.

Es decir, es la herramienta fundamental para la planeación económica efectiva.

"Teniendo en cuenta eso, en este Comentario Económico analizamos los aspectos más relevantes del MFMP-2020, que recordemos se expidió bajo la suspensión de la Regla Fiscal para 2020 y 2021, debido al momento extraordinario que estamos viviendo".

"De este análisis, destacamos dos aspectos fundamentales para tener en cuenta".

"Primero, consideramos que lo planteado para 2021-2022 será difícil de cumplir porque los supuestos de ingresos tributarios y del crecimiento de la actividad económica son bastante optimistas".

¿Reforma estructural?

Una reforma tributaria que recaude 2% del PIB adicional no se ha hecho en los últimos 30 años en Colombia, a pesar de haber tenido casi que una reforma cada 1.5 años desde esa época.

Sin embargo, lo que parece más irreal es la senda de reducción de gasto establecida, que llega a casi 4% del PIB en tan solo dos años, con una reducción inalcanzable en la inversión pública.

Por esas razones, las trayectorias de déficit y endeudamiento del Gobierno Central pareciera que convergen muy rápido a sus niveles pre-crisis.

Segundo, consideramos que las necesidades fiscales en los próximos años rondarán entre el 8% y el 10% del PIB, las cuales se cubrirán con reducciones pequeñas en el gasto, un mayor crecimiento económico y, sobre todo, con un aumento de los ingresos tributarios de la Nación.

Esto último debe empezar con una reforma tributaria que, de hecho, ya ha sido anunciada por el Gobierno.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin