Economía

Fintech incrementarán su relevancia en el mercado como aliado de los gobiernos

Hace solo un par de años, el término "fintech", una combinación de las palabras tecnología financiera, estaba reservado estrictamente para el sector financiero: bancos y otras instituciones financieras y de crédito. Hoy en día, Fintech toca prácticamente la vida diaria de todos, desde el comercio electrónico hasta los préstamos en línea y las billeteras móviles.

De hecho, las recientes recomendaciones globales para el distanciamiento social, están empujando a las fintech a un público cada vez más amplio. De acuerdo con deVere Group, una de las organizaciones de asesoramiento financiero independiente más grandes del mundo, al Coronavirus se le atribuye un aumento del 72% en el uso de aplicaciones fintech, ya que la mayor necesidad de pagos sin contacto más los temores de una recesión, están impulsando el crecimiento de estas compañías.

Andrés Barrantes, CEO de nuvu, compañía especializada en la creación de negocios digitales, asegura que "vivimos un momento de transformación para todas las industrias a nivel global. Sin embargo, la vida continuará con nuevas formas de interacción comercial y una perspectiva profundamente digital. Este año abrió sus puertas con una caída económica récord que representó el máximo auge para la banca móvil. Ahora, las fintech y bancos digitales están en la mejor posición para generar valor al consumidor y la competitividad se incrementa para los bancos tradicionales".

La industria fintech continúa evolucionando y la inversión se está disparando. Con casi el 80% de las instituciones financieras ya encerradas en sociedades fintech, está a punto de transformar prácticamente todas las industrias. Para ello, Barrantes nombra 7 razones que la industria financiera debe tener en cuenta para el segundo semestre del 2020:

1. Simplificación: Los bancos pueden facilitar la incorporación de los clientes así como la de los empleados, a través de un proceso totalmente digital habilitado por la aplicación de tecnología en la vinculación digital. Con la ayuda de estos avances, es posible cargar documentos usando un teléfono inteligente y extraer los datos que se procesan y actualizan automáticamente en los sistemas del banco ahorrando tiempo y molestias.

2. Conexión regional más digital: La limitación de movilidad regional impulsará el envío de remesas y será una oportunidad para las fintech sin fronteras que ofrecen el servicio a menor comisión.

3. Bancarización: 45% de los latinoamericanos no están bancarizados y en el caso colombiano la cifra es de 9 millones de habitantes, demostrando que las instituciones que faciliten la inclusión y brinden una nueva experiencia digital tendrán un mayor crecimiento. El CEO de nuvu, enfatiza la idea de que a través del trabajo en conjunto y un ecosistema de colaboración entre fintechs y la cadena de valor, se podrían ofrecer servicios aún más especializados por regiones o por nichos, disminuyendo la brecha de las personas que en zonas rurales no tienen acceso a una gran cantidad de productos y servicios que el uso de plataformas con intercambio de dinero digital harían más simples y efectivos.

4. Inversionistas más selectivos: Las Fintech latinoamericanas que se hayan adaptado exitosamente al nuevo entorno de crisis financiera tendrán mayor oportunidad de inversión.

5. Innovación en pagos: Compañías de otros sectores productivos se unen al mercado fintech. Empresas como Rappi y Uber ofrecen servicios internos de pagos para aprovechar su base de clientes.

6. Mayor personalización: Los clientes no quieren ser tratados como números, esperan servicios personalizados que agreguen más valor a su experiencia. Una forma de lograr la personalización es mediante la recopilación y el análisis de datos, utilizando inteligencia artificial y algoritmos de aprendizaje automático que apuntan a predecir el comportamiento futuro del consumidor.

7. Billeteras digitales: La limitación del tránsito público impulsará aún más el desplazamiento del uso de efectivo por dinero digital para transacciones cotidianas, impulsando una cultura que confía en el movimiento de dinero de manera digital desde un aplicativo móvil.

En 2020 las fintech incrementarán su relevancia en el mercado como el aliado clave de los gobiernos en una etapa de refinanciación, préstamos comerciales, gestión financiera y planificación. Aún queda un largo camino para conocer cuáles serán los cambios permanentes que la crisis económica traerá al ecosistema financiero de América Latina, pero el cambio es inevitable. La innovación ha pasado de ser un plus a una cuestión de supervivencia, las sucursales bancarias y el dinero tradicional están en vía de extinción. El cambio es la única constante, y las instituciones bancarias que desean tener éxito en el panorama competitivo actual deben adoptar tecnologías emergentes para que la banca sea mucho más segura, personalizada y rentable para todos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.