Economía

Colombia deja de recibir más de US$678 millones en impuestos por alcohol ilegal

De acuerdo con el último estudio 'Mercado De Bebidas Alcohólicas Ilegales En Colombia" realizado por Euromonitor International, una de cada cinco botellas de bebidas alcohólicas que se consumen en el país es ilegal.

Así mismo, el estudio refleja cómo el alcohol ilegal hace de Colombia uno de los países más perjudicados desde la perspectiva fiscal. Esta problemática le genera pérdidas a la nación de alrededor USD$678 millones anuales en recaudo de impuestos.

Entre el 2011 y el 2019, el consumo de este tipo de bebidas en Colombia creció un 27%, cifra que se ve argumentada en "la aceptación social que sigue existiendo alrededor del consumo de bebidas alcohólicas ilegales" afirma el estudio. El alcohol adulterado (53%), contrabando (28%), alcohol no apto para el consumo humano (9,7%), artesanal ilegal (5,4%) y la evasión de impuestos de producción (4.1%) ubica a Colombia por encima del promedio de consumo ilegal de alcohol en América Latina.

Para Lourdes Chavarría, gerente de consultoría para América Latina de la firma Euromonitor International, uno de los grandes desafíos que tiene Colombia hoy en día es combatir el consumo de alcohol ilegal. El 22.4% del mercado total de bebidas alcohólicas en el país son ilegales, lo que conlleva a grandes consecuencias negativas no solo desde la perspectiva fiscal sino también desde el ámbito social y de salud.

El impacto económico negativo de la pandemia, como mayor nivel de desempleo y menos ingresos disponibles, impulsará al consumidor a buscar productos de precios mucho más económicos. El alcohol ilegal se vuelve aún más atractivo al consumidor, al tener precios más bajos (-9.9% en promedio). Consumidores que toman bebidas alcohólicas legales con mayor frecuencia pueden migrar a opciones ilegales, impulsados por las restricciones a la compra de productos legales (ej. leyes secas), presentando así un riesgo para la salud.

"Hoy después de analizar estos resultados podemos decir que cada vez se vuelve más importante el trabajo en conjunto del sector público y privado para seguir implementando medidas y estrategias que ayuden a erradicar esta problemática" sostuvo Chavarría.

El estudio presenta tres tendencias que durante la pandemia pueden impulsar el consumo de bebidas alcohólicas ilegales en el 2020. Invita a priorizar acciones para combatir y prevenir el consumo ilegal:

Aceleración del canal online: Desde antes del 2019, las ventas de bebidas alcohólicas ilegales en línea crecían a tasas aceleradas según investigadores de casos ilegales aunque representaban un volumen poco significativo en relación del volumen total. El cierre de los puntos físicos de venta de las bebidas alcohólicas como bares y discotecas durante el aislamiento preventivo, ha acelerado la comercialización de bebidas legales e ilegales por este canal, inclusive por WhatsApp.

Aplicación de la ley seca: La prohibición de la venta de bebidas alcohólicas impuesta por la Ley Seca ha sido una acción tomada por ciertas alcaldías locales durante diferentes momentos de la cuarentena preventiva, inclusive durante feriados. Estas medidas han fomentado el crecimiento de los mercados de alcohol ilícito.

Aumento de importaciones de etanol potable: En Colombia se empezó a fabricar más gel antibacterial, el cual requiere etanol potable como ingrediente. Mientras se asume que es para abastecer la mayor demanda de los productos sanitarios como alcohol antiséptico para desinfección, existe la posibilidad de su desviación para la industria de adulteración en la fabricación de bebidas alcohólicas, lo cual podría representar un riesgo grave para la salud.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin