Economía

Comisión de Estudio revive la propuesta de un impuesto a bebidas azucaradas

Para generar una nueva fuente de ingresos para los entes territoriales que permita reemplazar los tributos más distorsivos, la Comisión de Estudio del Sistema Tributario Territorial sugiere evaluar la implementación de un impuesto subnacional a bebidas azucaradas, de cuyos ingresos participen departamentos y municipios.

Las razones que justifican este impuesto son múltiples. En primer lugar, el consumo de azúcar está asociado con una mayor incidencia de diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y obesidad. Estas enfermedades, en caso de requerir atención médica, demandan recursos del sistema para su tratamiento y congestionan la disponibilidad del servicio, lo que se configura en una externalidad negativa.

Además, señala, la reducción del consumo de azúcar puede lograrse con la disminución del consumo de bebidas azucaradas minimizando el sacrificio de otros nutrientes.

Por otro lado, la imposición de tributos a las bebidas azucaradas han tenido efectos demostrados y duraderos sobre el precio y el consumo de estos productos, lo que convierte a estos impuestos en una política de salud pública efectiva y de bajo costo.

En el caso colombiano, es un impuesto que beneficia mayoritariamente a las personas de segmentos poblacionales más vulnerables. En estimaciones realizadas para Colombia, y teniendo en cuenta de que la prevalencia actual de sobrepeso es del 56 % y de obesidad de 19 %, se espera que un impuesto de al menos $750 por cada litro llevaría a una disminución de 1,5 – 4,9 puntos porcentuales en la tasa de sobrepeso y de 1,1 – 2,4 puntos porcentuales en la tasa de obesidad. Los mayores efectos se observan en los niveles de ingreso más bajos; al mismo tiempo, este segmento recibe mayores beneficios, pues las personas son más vulnerables a los efectos y costos de las enfermedades crónicas no transmisibles.

De otro lado, entre las recomendaciones también está el asignar la sobretasa bomberil a una sobretasa de un solo impuesto. Actualmente, la sobretasa bomberil puede imponerse sobre el impuesto predial unificado, sobre el impuesto de industria y comercio, entre otros tributos. Esta múltiple autorización complejiza el sistema tributario territorial, por lo que la Comisión recomienda elegir uno de los dos tributos e imponer la sobretasa únicamente a uno de ellos. El criterio de elección de los impuestos debe buscar que el mayor número de beneficiarios del servicio de bomberos financie su funcionamiento. Así mismo, la Comisión sugiere definir un rango tarifario para esta sobretasa.

Así mismo propone crear un impuesto local a la publicidad que incorpore los impuestos de avisos y tableros y publicidad exterior visual, y que permita gravar en el largo plazo la publicidad digital basado en la ubicación geográfica del consumidor de la información. En un esfuerzo por simplificar el marco tributario, la Comisión recomienda unificar todos los impuestos a la publicidad en un solo tributo con tarifas diferenciadas dependiendo del tamaño de los avisos o vallas.

Además, en el largo plazo esta puede ser una vía de recaudo de impuestos de economías digitales, que se benefician de los bienes públicos locales (cobertura de internet, espacio público, entre otros) para acceder a los consumidores

En el largo plazo, se recomienda eliminar la contribución de obra pública, al ser un impuesto que genera sobrecostos al gasto público local. En el corto plazo, la Comisión sugiere flexibilizar la destinación de recursos de este impuesto. La contribución de obra pública grava el gasto municipal y departamental, pero no le da discrecionalidad al ente territorial para la ejecución de los recursos. Por ende, en el corto plazo se recomienda eliminar la destinación específica para los fondos de seguridad y convivencia ciudadana.

Definir el hecho generador, sujeto pasivo y establecer un rango tarifario para el impuesto de delineación. Con el objetivo de proveer un marco uniforme para el impuesto de delineación, la Comisión propone definir los elementos esenciales del tributo. La autonomía municipal se preservaría en la fijación de una tarifa dentro de un rango estipulado por la ley.

Con el fin de simplificar y modernizar el sistema tributario territorial, la Comisión sugiere la sustitución del impuesto al degüello y espectáculos públicos mediante la inclusión de estas actividades en el ICA o en el impuesto que lo sustituya. Se promueve un régimen unificado, lo que promueve la transparencia del impuesto y disminuye la dispersión normativa.

Bajo el actual esquema de monopolio de juegos de suerte y azar, la Comisión considera que la eliminación de estos tributos es coherente y contribuye a la simplificación normativa.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin