Economía

Minagricultura lanza nueva línea para financiar los sistemas silvopastoriles

Desde Córdoba, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Zea Navarro, anunció la puesta en marcha de una nueva línea de crédito para financiar los sistemas silvopastoriles, la cual otorgará recursos a los ganaderos a través del sector financiero, incluido el Banco Agrario de Colombia.

"Esta es una línea de crédito con la cual pretendemos incentivar el uso integral y sostenible de la tierra, así como lograr una producción más eficaz con grandes beneficios para su negocio", dijo el jefe de la cartera agropecuaria y agregó que este tipo de créditos se concentrará especialmente en 82 municipios del país, ubicados en los departamentos de Córdoba, Cesar, Boyacá, Atlántico, Meta, Guajira, entre otros, que tienen mayor actividad en ganadería.

La línea de crédito, que ya se encuentra disponible a nivel nacional, pretende mejorar las prácticas sostenibles, a través de inversiones de largo plazo en sistemas que permitan mejorar la eficiencia y rendimiento de todas las regiones ganaderas del país, un trabajo que vienen adelantando en alianza el Ministerio de Agricultura, el Banco Agrario y Fedegan.

La idea es que Fedegan realice el acompañamiento técnico en las diferentes zonas del país. Además, el gremio prestará la orientación y asesoría necesaria para facilitar e incentivar a los productores a que inviertan más en sus fincas en el desarrollo de estos sistemas silvopastoriles y trasformen su actividad ganadera tradicional en una más rentable y sostenible, incorporando temas tan importantes en la actualidad como mejorar la conservación de la biodiversidad, uso racional del suelo y el agua.

El presidente del Banco Agrario, Francisco Mejía, señaló que "nuestro Banco es el principal aliado de los ganaderos en Colombia, y para el presidente Iván Duque avanzar en el silvopastoreo es una prioridad por los efectos positivos que tiene sobre el medio ambiente y la productividad de los ganaderos, por lo cual vamos a hacer una campaña muy activa de colocación de estos créditos".

Al respecto, señaló que, entre enero y agosto del presente año, el Banco desembolsó $681.032 millones en el sector ganadero, cifra que representa, aun en medio de la pandemia, un crecimiento de 6% frente a igual periodo de 2019, y destacó que en los meses de junio, julio y agosto se han tenido crecimientos superiores al 30% respecto al año anterior.

"Tenemos actualmente un promedio de desembolsos mensuales de $85.129 millones, por lo tanto, estimamos que durante los tres meses que restan de 2020 se realicen colocaciones del orden de $255.000 millones adicionales", subrayó el directivo.

Condiciones de la LEC para sistemas silvopastoriles

• Plazo: de acuerdo al proyecto y flujo de caja del cliente:

Periodo de gracia: hasta de 2 años.

Amortización e intereses: hasta semestral

Monto máximo a financiar por hectárea: $6 millones

• Tasas:

Pequeño: DTF+2% e.a.

Mediano: DTF+4% e.a.

Grande: DTF+5$ e.a.

• ¿Qué se financia?

Compra y siembra de especies arbóreas.

Cercas eléctricas.

Cercas vivas y barreras rompe vientos.

Distribución de agua para animales.

Asistencia técnica especializada y otros.

• Forma de acceder:

Los productores interesados pueden acercarse a cualquier sede del Banco Agrario de Colombia o por medio de las líneas telefónicas de la entidad (01 8000 91 5000)

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.