Economía

Colombia le disputa a México el terreno del 'nearshoring' para atraer más empresas desde EEUU

  • Bogotá encargó hace varios años un estudio a un equipo de economistas enfocados en América Latina en EU sobre cómo puede industrializarse, recuerda Mauricio Cárdenas, ex ministro de Finanzas de Colombia y profesor invitado en la Universidad de Columbia en Nueva York.
Posiciones estratégicas, pocas horas de vuelo y flexibilidad, son los atributos que Colombia y México tienen para atender mercado de Estados Unidos.

En el papel, la oportunidad parece obvia. A medida que Washington aumenta la presión sobre las firmas estadunidenses para que recuperen la producción de China, un aliado cercano de Estados Unidos con fuerza laboral bien calificada, costos bajos, un acuerdo bilateral de libre comercio y las principales ciudades a menos de tres horas en avión desde Miami está ansioso por darles la bienvenida, plantea un análisis sobre Colombia del Financial Times.

"En la práctica, convertir esa oportunidad en realidad es mucho más difícil. Colombia, un país de 50 millones de habitantes que durante mucho tiempo ha dependido de las exportaciones de petróleo, carbón, café y otras materias primas, nunca ha tenido un gran sector de fabricación orientado a la exportación", reseña el informe del FT.

Si bien trata de construir uno, carece de la base sofisticada que México desarrolló en los últimos 25 años bajo los auspicios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y no puede replicar la cercana proximidad geográfica de México con EU.

Andrés Velasco, decano de la escuela de políticas públicas de la London School of Economics y ex ministro de Finanzas de Chile, dice que para cualquier país, crear desde cero una industria de fabricación enfocada en la exportación es extremadamente difícil, porque requiere todo un ecosistema de proveedores y habilidades interconectados.

"El país que se encuentra en una posición única para beneficiarse del nearshoring (relocalización del trabajo a un lugar más cercano y con costos más bajos) en el continente americano es México", afirma.

"Si fabricas autopartes en China, puedes hacerlo en México, pero es difícil pasar de cero a 20. Colombia está cerca de cero en este momento (en fabricación)".

Un tema en estudio

Bogotá encargó hace varios años un estudio a un equipo de economistas enfocados en América Latina en EU sobre cómo puede industrializarse, recuerda Mauricio Cárdenas, ex ministro de Finanzas de Colombia y profesor invitado en la Universidad de Columbia en Nueva York.

"Se dice que si ya estabas en un sector es más fácil ascender en la cadena de valor", comenta.

"Por ejemplo, si ya te dedicas a la pintura, puede optar por la petroquímica y los plásticos". Sin embargo, estas oportunidades están limitadas por el pequeño tamaño de la base industrial actual en Colombia. Carece, por ejemplo, de la experiencia en electrónica que México acumuló durante años de ensamblar computadoras y televisores.

Confianza gubernamental

No obstante, el ministro Comercio e Industria, José Manuel Restrepo, confía en que Colombia pueda competir con México. "Este es un país que desde el inicio de este gobierno se declaró a favor del sector privado y amigable con las empresas", señaló.

Donde Colombia ya tuvo éxito es en atraer empresas que subcontratan procesos comerciales, como los call centers. El gigante francés Teleperformance tiene 27 oficinas en la nación sudamericana y planea contratar a otros 10 mil empleados.

En septiembre, Amazon anunció la contratación de 2 mil empleados más en Colombia para puestos de servicio que tratan con clientes en todo el continente americano. La firma abrió un centro regional en Bogotá en 2018.

"Colombia ha sido la superestrella perenne en nuestro mercado en los últimos tres o cuatro años", indicó Kirk Laughlin, fundador y director gerente de Nearshore Americas, una consultora en la industria de servicios de tecnología.

Laughlin cita como ventajas clave la estrecha alianza del país con Estados Unidos, la sólida ética de trabajo de su población y un gobierno favorable. Debería haber otras oportunidades para que Colombia diversifique sus exportaciones. Sus pares latinoamericanos, en particular México, Brasil, Perú y Chile, desarrollaron grandes agroindustrias en torno a la exportación de frutas, pero Colombia se quedó rezagado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin