Economía

El riesgo de rebaja crediticia no espanta a inversionistas de Colombia

(Bloomberg) -- Los inversionistas internacionales están volviendo a invertir en bonos colombianos en medio del optimismo de que la economía está preparada para recuperarse de su peor recesión registrada, ignorando el riesgo de que la nación pierda el estatus crediticio de grado de inversión.

La demanda de inversionistas del exterior por deuda local alcanzó un récord en septiembre, con entradas netas de 5,3 billones de pesos (US$1.400 millones), dejando a los fondos de capital extranjero con un total de alrededor de US$21.400 millones, según el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

La cifra de septiembre marcó el quinto mes consecutivo de compras después de que los inversionistas vendieran activos de los mercados emergentes a medida que las cuarentenas causadas por el coronavirus se aceleraban en marzo.

La calificación crediticia de Colombia se balancea justo por encima del nivel de grado especulativo, lo que lo convierte en uno de los pocos países que corren el riesgo de convertirse en los llamados ángeles caídos.

Hasta ahora, los inversionistas han sido recompensados por mantener la deuda. Desde fines de marzo, los bonos denominados en pesos han tenido una rentabilidad de 21,6%, muy por encima del promedio de 8,6% de la deuda en moneda local de los países en desarrollo, según datos recopilados por Bloomberg.

"No estamos tan preocupados por una rebaja de calificación, ya que creemos que es injustificada", dijo Anders Faergemann, administrador de activos de Pinebridge Investments, que tiene bonos colombianos entre sus US$104.000 millones en activos bajo administración. "Prevemos cifras para el próximo año que deberían evitar esa rebaja".

Se espera que la economía de la nación andina comience a recuperarse, ya que el mes pasado el Gobierno levantó las restricciones económicas después de meses de confinamiento con el objetivo de controlar la propagación del coronavirus, según José Ignacio López, jefe de investigación de Corficolombiana, con sede en Bogotá.

Si bien existe incertidumbre sobre si un segundo brote puede causar otra ola de cuarentenas, López pronostica un repunte de 4,2% en 2021. El Gobierno espera que la economía se contraiga 5,5% este año, el peor desempeño desde que se comenzó a llevar registros, ya hace más de un siglo.

Los indicadores macroeconómicos de Colombia, incluida la proporción de deuda con respecto al PIB y el déficit de cuenta corriente, están más cerca de los de un país sin grado de inversión, pero las agencias calificadoras le están dando tiempo extra al presidente, Iván Duque, mientras intenta obtener la aprobación de una reforma fiscal que garantizaría la sostenibilidad de las finanzas públicas a largo plazo, dijo López.

El Gobierno ha aprovechado la fuerte demanda de los inversionistas para conseguir casi US$30.000 millones en deuda este año, incluidos US$1.300 millones de su bono denominado en pesos a mayor plazo. Esos valores, que vencen en 2050, se han negociado con una prima desde que se emitieron el mes pasado, según datos compilados por Bloomberg.

Los inversionistas seguirán mirando a países emergentes como Colombia durante el próximo año, en medio de rendimientos bajos o negativos en los mercados desarrollados, dijo Faergemann.

"Se observa lo lejos que han llegado los mercados emergentes desde marzo y abril", dijo. "Somos muy constructivos con ellos para el próximo año".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin