Economía

Anif estima que desempleo en Colombia cerrará entre 16,5% y 17% este año

  • La economía ha mostrado un leve repunte en los últimos dos meses y se espera que se mantenga así en lo que resta del año. De hecho, los resultados del mes de septiembre de los sectores de comercio e industria, refuerzan el impulso que ha venido recibiendo la actividad económica.
El desempleo en Colombia será alto en 2020 con respecto a los datos históricos, esta vez por cuenta de la pandemia.

"En nuestro escenario base, la tasa de desempleo terminaría el año en promedio entre 16.5% y 17%", advierte un análisis de ANIF, uno de los más influyentes centros de pensamiento económico en Colombia. Análisis laboral

"A pesar de que en 2020 la economía no caería tanto como se pronosticó al comienzo de la pandemia (entre 6.5% y 8%), la contracción, de acuerdo a nuestras estimaciones, sí estará alrededor de 5.8%", agrega el informe.

Al hacer un análisis de las medidas de confinamiento obligatorio para enfrentar la pandemia del Covid-19 trastocaron la economía y el sector productivo del país, y se tradujeron en una pérdida masiva de empleos y de ingresos de los hogares, ANIF hace esa previsión.

De acuerdo con el análisis de ANIF, la relajación de estas medidas ya empieza a mostrar resultados. Para el mes de septiembre, los indicadores del mercado laboral mostraron una mejoría relativa, que se pudo apreciar en la TD (15.8%) y el número total de ocupados (20.2 millones).

Sin embargo, con esos resultados también han quedado al descubierto varios de los daños ocasionados al empleo durante los meses más álgidos de la parálisis económica y que ya existían desde antes de la pandemia (ver Comentario Económico del Día 20 de marzo de 2020).

El mercado laboral enfrenta significativos desafíos agudizados por la emergencia, principalmente, en el frente del desempleo urbano, la brecha de género y la generación de empleo formal.

Atender esos desafíos demandará el compromiso de los gestores de política pública y de los principales implicados en las discusiones clave en materia fiscal, laboral y pensional, que tendrán lugar en los próximos meses. Esperamos que los apasionamientos se queden fuera del debate.

Empleo de calidad

En particular, explica el documento de ANIF, es necesario revaluar las condiciones de generación de empleo de calidad. Dado el panorama complejo en el que nos encontramos, los costos salariales y no salariales elevados que recaen sobre las empresas, en últimas terminan por minimizar su capacidad de contratación.

Lo que queremos señalar es que, en el momento en el que se encuentra el país, es crucial avanzar en las discusiones sobre la pertinencia de las cargas no salariales vigentes, la posibilidad de flexibilizar los términos de contratación y, con mayor premura, los efectos negativos que traería un ajuste desmedido del salario mínimo en la generación de empleo, el desempleo y la informalidad.

En suma, la economía ha mostrado un leve repunte en los últimos dos meses y se espera que se mantenga así en lo que resta del año. De hecho, los resultados del mes de septiembre de los sectores de comercio e industria, refuerzan el impulso que ha venido recibiendo la actividad económica y confirman el avance en la recuperación de los encadenamientos productivos.

Así, la producción industrial registró una contracción de 3% anual en septiembre, con lo cual recuperó 7.3pp respecto al registro de agosto, mientras que el comercio minorista (sin otros vehículos) se contrajo 0.3%, que equivale a una mejora de 14.6pp frente al mes pasado. Sin embargo, la demanda agregada está lejos de recuperar el ritmo observado antes de la pandemia.

Ese menor ritmo en la actividad económica se ha evidenciado en la dinámica de la inflación de este año, que en lo corrido a octubre va en 1.38% (con registros negativos en algunos meses) y cerraría el año en 1.8%.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.