Economía

8 centros de pensamiento presentan sus propuestas para una reforma tributaria

Este viernes 8 centros de pensamiento dieron a conocer sus propuestas de reforma tributaria para mitigar el impacto económico que ha generado la pandemia.

Se trata de un grupo de universidades y organizaciones de la sociedad civil, de las cuales parte el Centro Externadista, el Observatorio de Hacienda Pública y Derecho Tributario Universidad del Rosario, Cedetrabajo, el Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (Dejusticia), la Friedrich Ebert Stiftung en Colombia (Fescol), el Observatorio Fiscal de la Pontificia Universidad Javeriana, el Centro de Pensamiento de Política Fiscal (CPPF) de la Universidad Nacional de Colombia y la Maestría en Tributación de la Universidad de los Andes .

Entre las propuestas que plantean estos centros, según el portal Dataifx, se pueden destacar: la creación de un test de proporcionalidad que evaluaría la idoneidad de los beneficios tributarios, crear un impuesto al consumo de bebidas azucaradas, impuestos verdes, la ceración de un impuesto que grave los servicios digitales, elevar la tarifa del impuesto predial y que se evalúen propuestas con el fin de transitar a una declaración de renta universal de personas naturales, donde se bajen umbrales de ingreso y patrimonio.

Por otro lado, señalan que no son partidarios de gravar con IVA los productos de la canasta familiar, teniendo en cuenta que su efecto en la población más pobre sería negativo. También manifestó que el Gobierno ha demostrado que no tiene la capacidad técnica de hacer una devolución efectiva del IVA que llegue a toda la población.

En lo que tiene que ver con el test señalaron que estaría a cargo de la Oficina de Asistencia Técnica Presupuestal (OATP) para la aprobación de beneficios tributarios (ex ante). Añadieron que ese mecanismo permitirá evaluar la pertinencia cada uno de los beneficios tributarios a través de evaluaciones periódicas.

Proponen crear un impuesto (sobretasa) al consumo de bebidas azucaradas de alcance territorial, garantizando que su recaudo sea usado para mejorar la salud pública.

Argumentaron que "las recomendaciones de la OMS consiste en regular el consumo de las bebidas azucaradas vía impuestos de tal forma que el impacto sobre el precio supere el 20%. Conforme con diversos estudios, el simple impuesto a las bebidas azucaradas con una tarifa del 24% podría reducir la obesidad de los hogares de ingresos más bajos entre 5% y 10% y en los hogares de ingresos medios entre 5% y 8%".

Creen que el Gobierno podría recaudar más de $1 billón gracias a este impuesto, recursos que permitirían mejorar la salud pública.

Plantean que se eleve la tarifa del impuesto predial, desarrollar el catastro multipropósito con integración de la Nación para realizar la actualización catastral y aumentar las posibilidades de recaudo de las entidades territoriales.

Se propone elevar la tarifa media del impuesto predial acorde a la actualización o no de la base, en el marco de la Autonomía de las Entidades Territoriales. Así mismo, se plantea evaluar la posibilidad de establecer una única administración del impuesto, lo cual no implica que las entidades territoriales dejen de entender esta renta como ingreso propio, sino que se considera como una medida que garantiza el recaudo y, por lo tanto, la eficiencia del impuesto.

También proponen que el Gobierno nacional fije una iniciativa para desarrollar el catastro multipropósito con integración de la Nación. Una forma de lograr esta integración podría ser a través de alguna entidad del Estado que les otorgaría créditos a las entidades territoriales para realizar la actualización del catastro, los cuales se pagarían con el nuevo recaudo.

Indicaron que hay que ampliar el hecho generador del impuesto a las emisiones de CO2, incrementar de forma progresiva la tarifa de este impuesto y que el precio del carbono no tenga un límite superior.

Destacaron que "en su primer año de implementación, este impuesto recaudó $ 476.900 millones. Sin embargo, ha dejado de gravar emisiones de CO2 probadas del gas natural y del carbón18, motivo por el cual se podría ampliar el hecho generador del impuesto para incluir estas emisiones y, consecuentemente, aumentar su recaudo".

Proponen crear un nuevo impuesto que grave los servicios digitales en la medida que el beneficiario del servicio se encuentra en el territorio colombiano (impuesto GAFAH), el cual debería constituirse con una tarifa baja teniendo en cuenta que no es un impuesto deducible.

Los centros de pensamiento también proponen que en el país se cree una asignatura obligatoria dirigida al entendimiento de la Constitución Política, que incluye la forma marcada el tema de la cultura tributaria y el entendimiento financiero del Estado.

Finalmente, señalaron algunos aspectos que podrían discutirse al momento de la formulación de la próxima reforma, y que podrían ser parte de una reforma tributaria estructural que el país necesita. Creen que se debe "transitar una declaración de renta universal de personas naturales, bajando los umbrales de ingreso y patrimonio. Este mecanismo serviría, a su vez, para llevar a cabo un registro de la población que necesita de asistencia social".

Además, resaltaron que hay que aumentar la tarifa efectiva del impuesto sobre la renta en los percentiles altos de concentración de ingresos y patrimonio.

También proponen que se estudie la conveniencia de crear tarifas nominales diferenciadas en el impuesto sobre la renta de personas jurídicas, revisar la tarifa efectiva del impuesto a los dividendos, fortalecer la DIAN, eliminar las rentas exentas laborales que beneficien únicamente a las personas con mayores ingresos.

Por otro lado, señalan que no se debe gravar con el impuesto al consumo los servicios de telefonía móvil, internet y navegación móvil debido a la importancia que tiene el acceso a este servicio para toda la ciudadanía en la nueva realidad.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin