Economía

El llamado de ANIF para que no se apliquen medidas que frenen la economía colombiana

  • La noticia de las 40 millones de dosis que pactó el Gobierno y que empezarán su primera fase de distribución en febrero de 2021 es alentadora.
La recuperación de la dinámica en la economía colombiana va a depender de no ponerle freno a las distintas actividades.

Al hacer un completo análisis de los índices de mortalidad por el covid19 en el mundo, ANIF se detiene en los datos y situación colombiana y hace un vehemente llamado a que no se vuelvan a aplicar restricciones drásticas que afecten la dinámica productiva.

"En este Comentario Económico hicimos un análisis estadístico sobre las dinámicas de contagio del SARS-CoV-2 a nivel urbano, con el fin de contribuir al debate público sobre la pertinencia y costo-efectividad de las medidas de aislamiento en las ciudades", apunta el informe.

Nuestros resultados confirman, nuevamente, que los efectos de estas medidas no son claros, mientras que sus costos se evidencian todos los días.

En cambio, la capacidad del sistema de salud para atender pacientes con complicaciones por el virus, así como algunas características estructurales (prevalencia de factores de riesgo, PIB per cápita y, en menor grado, la tropicalidad de los países), sí juegan un papel importante.

Nuestro llamado es, entonces, a que no se vuelvan a implementar medidas que suspendan la movilidad y la actividad económica en el país.

Todos los esfuerzos deben dirigirse al fortalecimiento de la red hospitalaria, la promoción del autocuidado y, tal vez lo más importante, a garantizar el acceso de buena parte de la población a alguna de las vacunas contra el virus.

Sobre ese aspecto, la noticia de las 40 millones de dosis que pactó el Gobierno y que empezarán su primera fase de distribución en febrero de 2021 es alentadora.

Por otro lado, con igual vehemencia, se debe trabajar en la implementación de políticas y reformas que permitan la recuperación del empresariado colombiano, del empleo (especialmente el formal) y de la salud de las finanzas públicas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin