Economía

En 2020 las utilidades del sector financiero colombiano llegaron a $55,5 billones

El sector financiero colombiano obtuvo utilidades por $55,5 billones en 2020 lo que representó un 41,6% menos de las alcanzadas en 2019, según el reporte entregado por la Superintendencia Financiera de Colombia.

Al desagregar por entidades, los establecimientos de crédito alcanzaron $6,1 billones de utilidades lo que representó una caída del 53,8% frente a lo ganado en 2019; por su parte las aseguradoras lograron $1,6 billones; y las Instituciones Oficiales Especiales $3,97 billones.

Entre tanto los fondos de pensiones y cesantías tuvieron utilidades por $29,1 billones, mientras que los Fondos administrados por Sociedades Fiduciarias alcanzaron $12,39 billones.

De acuerdo con el informe de la Superfinanciera las utilidades en 2020 presentan reducciones importantes frente al año anterior en varias industrias financieras. En línea con lo esperado, al interior de cada industria se evidencia un aumento temporal en el número de entidades que registran pérdidas, sin que esto afecte la estabilidad del sistema financiero o la protección de los ahorros del público.

La capacidad patrimonial de los establecimientos de crédito para mitigar el impacto proveniente del Covid-19 es suficiente, la solvencia permanece por encima de los mínimos regulatorios. La solvencia total se ubicó en 17.21%, cifra que superó en 8.21 pp el nivel mínimo requerido (9%). La solvencia básica, compuesta por el capital con mayor capacidad para absorber pérdidas, llegó a 12.79%, superando en 8.29pp el mínimo regulatorio de 4.5%.

Los activos del sistema financiero (propios y de terceros) cerraron 2020 consolidando su dinámica positiva, al registrar un crecimiento real anual de 7.8% y totalizar $2,200.2 billones. De este total $1,036.8 billones (47.1%) corresponden a recursos propios de las entidades vigiladas, mientras que los recursos de terceros, incluyendo activos en custodia6 alcanzan los $1,163.4 billones (52.9% del total). El incremento mensual refleja el aumento de $10 billones en efectivo y $2.3 billones en inversiones y operaciones con derivados. La relación de activos totales a PIB fue 219.5%. Las sociedades fiduciarias son el principal administrador de activos del sistema financiero con cerca de $751.2 billones, representando el 64.6% de los recursos de terceros y el 34.1% del total de los activos reportados por el sistema, de los cuales $222.2 billones correspondieron a la actividad de custodia de valores.

El crédito de consumo creció 0.4% real anual, lo anterior porque el aporte positivo de libranza y libre inversión (2.8pp conjuntamente) no logró compensar la disminución en segmentos como tarjeta de crédito, vehículo y rotativo, que restaron 2.4pp a la variación del total. Por su parte, la estabilización del crecimiento de la cartera de vivienda alrededor del 5% real durante todo 2020, coincide con el dinamismo del segmento VIS, foco de los programas de subsidios del Gobierno, que explicó el 68% del incremento reportado en diciembre. La modalidad de microcrédito registró una contracción de 0.7% real anual, debido a que el mayor dinamismo de los desembolsos focalizados en montos menores o iguales a 25 SMMLV, o créditos apalancados en las líneas del FNG, no fue suficiente para compensar el menor ritmo en los montos mayores a 25 SMMLV.

Así mismo, 1.9 millones de deudores con obligaciones equivalentes a $33.9 billones fueron cobijados por las estrategias del Programa de Acompañamiento a los Deudores (PAD) en 2020. Por monto, los principales segmentos objeto de esta estrategia han sido libre inversión ($8 billones), tarjeta de crédito ($5.5 billones), pyme ($3.6 billones), corporativo ($2.8 billones), leasing ($2.3 billones), vivienda NO VIS ($1.9 billones) y leasing habitacional ($1.9 billones). A través del PAD los deudores se han beneficiado de recortes de tasas de interés equivalentes a 151 puntos básicos (pb), ampliaciones en el plazo que en promedio alcanzan los 29 meses y periodos de gracia cercanos a los 5.6 meses.

El comportamiento de la cartera vencida reconoce el impacto heterogéneo de la pandemia en hogares y empresas. Por un lado, la cartera al día alcanzó $495.1 billones (95% del saldo total) y un crecimiento real anual del 1.5% (menor al de la cartera total). De otro lado, la cartera con mora mayor a 30 días alcanzó los $26.1 billones, es decir un incremento real anual del 18.9% (el más alto desde abril de 2018 cuando registró 20.7%). Cabe resaltar que cerca de la cuarta parte del saldo vencido está asociado al impago de ciertos deudores que fueron objeto de las medidas de la primera etapa.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin