Economía

Proporcionar estímulos adicionales conlleva riesgos, dice codirector Villamizar

(Bloomberg).- La economía de Colombia está debilitada, pero proporcionar estímulo adicional conlleva riesgos, según uno de los nuevos miembros de la junta del banco central.

Uno es la posibilidad de disuadir los flujos de inversión extranjera y alentar a las personas a asumir deudas riesgosas, dijo Mauricio Villamizar, quien fue nombrado codirector del Banco de la República el mes pasado.

"Coincido en que nuestro estado actual es particularmente vulnerable, y creo que hay un consenso general sobre la adopción de una postura expansiva", dijo Villamizar, en respuesta a preguntas escritas. "En términos de riesgos sobre un estímulo adicional, los sospechosos habituales son la calidad de los créditos y otros riesgos crediticios, que afectan las expectativas de inflación a largo plazo y desalientan los flujos de cartera".

La economía sufrió su mayor contracción registrada el año pasado; se perdieron millones de empleos y hubo quiebras generalizadas. El comité de políticas del banco central, compuesto por siete miembros, estuvo dividido en sus últimas dos reuniones. Dos miembros de la junta dijeron que la tasa de inflación más baja desde la década de 1950 creaba espacio para reducir las tasas de interés, mientras que la mayoría votó a favor de mantenerlas sin cambios.

Tras el impacto de la pandemia en Colombia el año pasado, el banco recortó su tasa clave siete veces, a un mínimo histórico de 1,75%. Villamizar dice que está proporcionando estímulo en su nivel actual.

Las prioridades para la política monetaria son "proporcionar suficiente liquidez, calmar los mercados desordenados y sostener la demanda agregada", dijo.

El nuevo codirector dijo que espera que la inflación se mantenga por debajo de su objetivo de 3% este año y en 2022, debido a la débil demanda y a la indexación generalizada de precios como alquileres y matrículas escolares, que subirán a la par del bajo aumento de precios del año pasado. La inflación anual fue de 1,6% en enero, un poco después de tocar un mínimo de 65 años en octubre.

Villamizar votará en su primera reunión de política monetaria a finales de este mes.

La economía no se recuperará a su nivel previo a la pandemia hasta cerca de finales de 2022, según las previsiones del banco. Villamizar dijo que es "cautelosamente optimista" sobre la recuperación, aunque no espera que un gran impulso se derive del reciente repunte en los precios del petróleo, que podría ser temporal.

Villamizar tiene un doctorado de la Universidad de Georgetown en Washington D.C. y se unió al banco como pasante hace dos décadas. En Georgetown, estudió los problemas que enfrentan los bancos centrales cuando tienen "muchos objetivos y escasez de herramientas".

En el equipo técnico del banco, donde trabajó hasta el mes pasado, analizó el impacto de las intervenciones de los bancos centrales en los mercados de divisas y concluyó qestue pueden ser efectivas pero tienden a ser de corta duración, y el impacto generalmente dura aproximadamente un mes.

El presidente, Iván Duque, nombró a Villamizar como miembro de la junta el mes pasado, así como a Bibiana Taboada, execonomista del Banco Mundial, y al exfuncionario del FMI Jaime Jaramillo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin