Economía

El FMI dice países ricos podrían usar impuestos para reducir inequidades

(Reuters) - El Fondo Monetario Internacional dijo que las economías avanzadas podrían usar impuestos sobre la renta, impuestos a la herencia y a la propiedad más progresivos e impuestos sobre las ganancias corporativas "excedentes" para ayudar a reducir las desigualdades expuestas por la pandemia de COVID-19.

El Monitor Fiscal del FMI dijo que la pandemia había exacerbado las desigualdades preexistentes en el acceso a la atención médica, la educación y la infraestructura digital, lo que podría causar que las brechas de ingresos persistan generación tras generación.

La mayoría de los países necesitarían ingresos adicionales para garantizar el acceso a las vacunas COVID-19 y mejorar los servicios, al tiempo que se interrumpe un "círculo vicioso" de desigualdades que se refuerzan mutuamente, dijo.

Para cambiar de rumbo, los países deben centrarse en una mejor inversión en educación, salud y desarrollo de la primera infancia, y fortalecer las redes de seguridad social, dijo.

Para reunir los recursos necesarios, las economías avanzadas podrían aumentar la progresividad de los impuestos sobre la renta y aumentar la dependencia de los impuestos sobre sucesiones/donaciones y los impuestos sobre la propiedad, dijo el FMI.

"Se podrían considerar las contribuciones de recuperación de COVID-19 y los impuestos a las ganancias corporativas 'excedentes'", dijo, y agregó que los impuestos sobre el patrimonio son otra opción si otras medidas no son suficientes.

Las economías de mercados emergentes y en desarrollo deberían centrarse en fortalecer la capacidad fiscal para financiar más gasto social, dijo.

Oxfam acogió con satisfacción el respaldo del FMI para gravar el exceso de ganancias corporativas y los niveles máximos de ingresos, e instó al FMI a que se alejara de sus propios requisitos de austeridad.

"La pandemia ha profundizado las desigualdades", dijo Susana Ruiz, líder de política fiscal internacional del grupo sin fines de lucro, y señaló que la riqueza de los multimillonarios aumentó a nivel mundial en "la asombrosa cifra de 3,9 billones de dólares entre marzo y diciembre del 2020".

Dijo que el FMI y los gobiernos deberían evitar repetir lo que sucedió después de la crisis financiera de 2008-2009, cuando la carga de los impuestos pasó de los beneficios más ricos y corporativos a los hogares.

"A menos que el FMI siga su propio consejo sobre gravar a los ricos para reducir la brecha entre ricos y pobres, las desigualdades seguirán aumentando y no podremos reconstruir mejor", dijo Ruiz.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin