Economía

Economista, una profesión amenazada por el ejercicio empírico desde otras áreas del conocimiento

  • Se requiere armar modelos analíticos para intentar ver qué tanto se pueden generalizar los hallazgos, pues el riesgo es que cada experimento se vuelva único.
Cada vez más profesionales se toman las predicciones de la economía, un privilegio que antes solo era de los economistas.

En este mundo de opinadores y analistas, la de Economista es una profesión que se está viendo amenazada por la aparición se sabios y expertos que no han hecho esa carrera.

De acuerdo con el Informe Semanal de Anif, en 1998 hubo un rompimiento con la tradición de los años setentas-ochentas, cuando se le daba preeminencia a elegantes teorías que no siempre se sustentaban en datos que las confirmaran.

Así, durante las dos últimas décadas, el péndulo se ha inclinado por lo empírico, pero ahora con la necesidad de reflexionar más a fondo sobre lo que realmente ha ocurrido tras los datos.

Se requiere armar modelos analíticos para intentar ver qué tanto se pueden generalizar los hallazgos, pues el riesgo es que cada experimento se vuelva único.

De ser así, desaparecería la economía como ciencia, pues su capacidad predictiva seria cuasi-nula.

En realidad, se requiere, primero, mucho trabajo empírico, y, después, un gran esfuerzo por conceptualizar lo hallado, pues solo de esta manera ese trabajo será realmente útil a la hora de escalar y diseminar dichos experimentos a diversos países y regiones con grandes diversidades culturales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0