Economía

Rechazo generalizado a proyecto de Uribe de prima a la canasta familiar

Empresarios, directivos de centros de pensamiento y hasta el mismo gobierno expresaron su rechazo al proyecto de ley aprobado por la Plenaria del Senado que crearía una prima a la canasta familiar para los trabajadores que ganen menos de tres salarios mínimos en el país, presentado por el senador Álvaro Uribe Vélez.

El viceministro general de Hacienda y ministro encargado, Juan Alberto Londoño, explicó que aunque es interesante, la cartera se opone a la iniciativa.

"Consideramos inconveniente aplicarlo en este momento. Si hoy se aprobara este proyecto habría un efecto inflacionario de alrededor de 0.6%, lo que retrasaría el crecimiento económico que estamos esperando", señaló Londoño en Blu Radio.

El funcionario fue enfático en que esta medida generará mucha más informalidad laboral en Colombia, "estamos solicitándole al Congreso reconsiderar la medida".

Destacó además que esta medida del senador Álvaro Uribe fue propuesta luego que el Gobierno planteara el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a la canasta familiar en la Ley de Financiamiento, medida que fue descartada por los ponentes del proyecto en el transcurso de los debates. "Sin el IVA a la canasta familiar no sería necesario".

De otro lado, Londoño dijo que el ministerio de Trabajo, pensando en los trabajadores, cree que esos recursos darían un impulso al consumo de los bienes de la canasta familiar, medida que generaría una presión inflacionaria. "Un nuevo ingreso puede generar que en ese momento todos suban los precios, no se vería reflejado en mejores condiciones para los trabajadores".

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF), Sergio Clavijo, dijo que este proyecto de ley es populista.

"En Colombia tenemos una problemática política delicada en donde la centro derecha le está robando las banderas a la centro izquierda. Me refiero al hecho de que el partido de Gobierno decidió incrementar de forma exagerada el salario mínimo y ahora pretende dar unas bonificaciones salariales después de haber incrementado los salarios públicos entre 4,5% y 11% la semana pasada", explicó.

A su turno, el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, dijo que el proyecto es inconveniente para Colombia. De ser aprobada esta medida también por la Cámara de Representes las consecuencias sobre la generación de empleo y la informalidad serían alarmante. "Lo único que va hacer no es encarecer el empleo, sino especialmente el empleo formal".

Destacó que esta medida sería un obstáculo en un momento en donde realmente la preocupación que tiene el país proviene desde el punto de vista del aumento de la tasa de desempleo, "de generación de empleo, con el suficiente poder para reducir la tasa y por debajo del 10%".

Asimismo, destacó que no hay que olvidar que el país tiene una tasa de informalidad a nivel nacional cercana al 60%, "estas decisiones lo único que hacen es encarecer el empleo y en particular el empleo formal", reiteró.

Manifestó que esto es absolutamente inconveniente no solamente desde el punto de vista fiscal, sino especialmente desde el punto de vista de generación de empleo formal y de la calidad del empleo que debe ser un propósito común de todos los colombianos".

Entre tanto, la Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi) rechazó el proyecto de ley y aseguró que las empresas en Colombia se enfrentan a un elevado costo país que le resta competitividad.

"Como gremio consideramos que la aprobación de esta prima impactaría la generación de empleo y la formalización de este, afectándose en gran medida las decisiones adoptadas para reducir la tasa de desempleo la cual se ha incrementado en el último año y se ubica en 10,3%", aseguró.

Indicó que con esto se "desestimularía la contratación formal porque produciría un incremento sobre el salario mínimo de 4,16% y elevaría los costos no salariales relacionados con la prima que en la actualidad pesan entre 8.8% - 9.3% a 9.68%, impactando los dos grandes desafíos que enfrenta el mercado laboral colombiano: lograr la reducción de la tasa de desempleo estructural, mejorar la calidad del trabajo para alcanzar mayores niveles de formalización, y el recaudo fiscal".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0