Economía

Las cinco estrategias del gobierno colombiano para reactivar mercado de vivienda

  • Ante la debilidad mostrada por el rubro de edificaciones (principalmente en el segmento No-VIS), la Administración Duque se encuentra estructurando un plan de reactivación
El gobierno colombiano busca fórmulas para reactivar el mercado de vivienda.

En el inicio de 2019, las ventas de vivienda han presentado una leve aceleración, creciendo a ritmos del +3.9% en el acumulado en doce meses a mayo

Ese ritmo ha hecho que las ventas vayan totalizando un poco más de 135.000 unidades nuevas vendidas.

Ello es atribuible a una mejor dinámica en los segmentos VIP-VIS, particularmente marcada en la ciudad de Bogotá (+14.1%), según un documento de Anif.

Al analizar el comportamiento de las ventas de la vivienda nueva por rango de precios, se evidencia cómo los únicos segmentos con expansiones en el acumulado en doce meses a mayo de 2019 han sido los de VIP (+36%) y VIS (+7%).

Ante la debilidad mostrada por el rubro de edificaciones (principalmente en el segmento No-VIS), la Administración Duque se encuentra estructurando un plan de reactivación del sector enfocado en:

UNO el ajuste de los topes de precio de la vivienda VIS en ciudades con altos ingresos.

DOS la prolongación de los subsidios en la tasa de interés a la vivienda VIS hasta 2024.

TRES la creación de un programa de garantías administrado por el FNG para compra de vivienda No-VIS.

CUATRO la entrega de créditos blandos a constructores a través de Findeter.

CINCO el incremento del loan-to-value al inicio del crédito del 70% al 90%.

Respecto a esto último, Anif ha hecho énfasis en que no luce prudente desaprender las lecciones de crisis hipotecarias anteriores, más aún, con los recientes deterioros en el mercado laboral y el elevado grado de endeudamiento de los hogares."

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.