Economía

En Colombia se desacelera el crédito empresarial y aumenta notoriamente el de consumo

  • Esta paradoja evidencia que algo no anda bien en el calce entre las condiciones financieras favorables (en el sector corporativo) y la expansión de la cartera (ocurriendo en cabeza de los hogares).
El Banco de la República tiene en sus manos la posibilidad de cambiar esta balanza, en beneficio de la productividad.

Mientras la cartera corporativa ha completado casi 3 años en contracción en términos reales, pese a la reducción de intereses, la cartera de consumo continúa expandiéndose a ritmos del 7% real.

Aquí estamos ante una gran paradoja crediticia, a pesar de tenerse baja transmisión crediticia en beneficio de las tasas de interés, explica un análisis de Anif.

Esta paradoja evidencia que algo no anda bien en el calce entre las condiciones financieras favorables (en el sector corporativo) y la expansión de la cartera (ocurriendo en cabeza de los hogares).

La participación de la deuda indexada al IBR en el total de la cartera tan solo al­canza niveles del 12%. Si bien este es un avance frente a los niveles nulos que se tenían en 2010, aún se tiene que la preferencia es por atar esas tasas a la DTF-IPC-UVR.

Tres aspectos claves

Para acelerar el tránsito hacia el IBR se requiere:

UNO, tomar conciencia de que los diferenciales fren­te a la repo son más predecibles y rápidos, lo cual permite una mejor transmisión de la postura mo­netaria.

DOS, continuar extendiendo su curva, lo cual contribuiría al desarrollo de referentes de valora­ción del mercado de derivados.

TRES, preservar elevados estándares de transparencia y credibilidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0