Empresas

Las pymes son poco optimistas sobre el desempeño del primer semestre

Los resultados de la lectura del primer semestre de 2019 de la Gran Encuesta Pyme reflejaron un deterioro en la percepción de los empresarios acerca de la evolución de sus negocios y la demanda durante el segundo semestre de 2018 (vs. lo observado un año atrás). Ese comportamiento desfavorable se evidenció tanto en las pequeñas como en las medianas empresas y van en línea con el bajo crecimiento de la economía del país.

En lo concerniente a las expectativas, también se observó un menor optimismo sobre el desempeño empresarial del primer semestre de 2019 (frente al semestre anterior y a lo observado un año atrás). Ello resulta consistente con la debilidad de la demanda agregada del país, tal como lo han venido señalando los indicadores líderes de la economía. Lo anterior pone en duda la posibilidad de llegar a crecer al 3.3% en 2019 (como un todo).

"Probablemente estaremos más cerca del 3%, con lo cual resultará difícil reducir la tasa de desempleo respecto al 9.7% promedio de 2018", indicó el Presidente de Anif, Sergio Clavijo.

El Indicador Pyme Anif (IPA), que mide el clima de los negocios en el segmento

Pyme, mostró un leve deterioro hacia los 60 puntos en el primer semestre de 2019 (-1 unidad frente a un año atrás), aunque continúa ubicándose en el plano de desempeño económico "bueno". Al diferenciar por tamaño, se observa que las pequeñas empresas registraron un deterioro en su IPA, descendiendo -2 unidades en el último año (56 puntos en 2019-I vs. 58 puntos en 2018-I), pero todavía manteniéndose en el plano "bueno". Por el contrario, las medianas empresas reportaron una mejora en su IPA de +1 unidad (64 puntos en 2019-I vs. 63 puntos en 2018-I), también figurando en el plano "bueno". Cabe mencionar que, dado que esta es una encuesta de opinión (no de actividad productiva efectiva de las Pymes), la interpretación de sus resultados exige el mayor cuidado.

Las Pymes del sector industrial mostraron un deterioro en su balance de respuestas sobre expectativas de desempeño general hacia niveles del 22% para el primer semestre de 2019 (vs. 32% un año atrás). Ello obedeció tanto a una menor proporción de Pymes industriales que tenían mejores expectativas (37% en 2019-I vs. 43% en 2018-I), como a una mayor porción de aquellas que esperaban registros desfavorables (14% vs. 12%).

El balance de respuestas sobre las expectativas de ventas de los industriales se deterioró hacia niveles del 8% en el primer semestre de 2019 (vs. 31% un año atrás). Ello obedeció tanto a una menor proporción de empresarios que esperaban aumentos en sus ventas (30% en 2019-I vs. 43% en 2018-I), como a una mayor porción de aquellos que preveían deterioros en dicha variable (22% vs. 12%).

De manera similar, las expectativas de pedidos registraron un deterioro en su balance de respuestas hacia el 12% en el primer semestre de 2019 (vs. 31% un año atrás). Ello obedeció tanto a la menor proporción de industriales con expectativas de aumento en los pedidos (30% en 2019-I vs. 45% en 2018-I), como a la mayor porción de aquellos que esperaban disminuciones en dicha variable.

Similar a lo observado en el sector industrial, las Pymes comerciales mostraron un leve deterioro en su balance de respuestas sobre expectativas de desempeño general, disminuyendo hacia niveles del 25% para el primer semestre de 2019 (vs. 26% un año atrás). Ello obedeció a una menor proporción de Pymes con mejores expectativas (39% en 2019-I vs. 40% en 2018-I), pues la porción de aquellas que esperaban peores registros se mantuvo estable (14% en ambos períodos).

De la misma manera, el balance de respuestas sobre las expectativas de ventas de los comerciantes se deterioró hacia niveles del 13% en el primer semestre de 2019 (vs. 26% un año atrás). Ello obedeció tanto a una menor proporción de empresarios que esperaban aumentos en sus ventas (32% en

2019-I vs. 42% en 2018-I), como a una mayor porción de aquellos que preveían deterioros en dicha variable (20% vs. 16%).

Similar a lo observado en industria y comercio, las Pymes de servicios mostraron un comportamiento desfavorable en su balance de respuestas sobre expectativas de desempeño general, cayendo levemente hacia niveles del 30% para el primer semestre de 2019 (vs. 31% un año atrás). Ello obedeció a la menor proporción de Pymes que preveían un desempeño favorable (42% en 2019-I vs. 43% en 2018-I), pues la porción de aquellas que esperaban registros desfavorables se mantuvo estable (12% en ambos períodos).

De manera similar, el balance de respuestas acerca de las expectativas de ventas registró un deterioro hacia el 20% en el primer semestre de 2019 (vs. 32% un año atrás). Allí jugaron tanto la menor proporción de Pymes que esperaban aumentos en sus ventas (36% en 2019-I vs. 46% en 2018-I), como la mayor porción de la muestra que preveía deterioros en sus ventas (16% vs. 14%).

Asimismo, las perspectivas sobre pedidos registraron un comportamiento desfavorable, cayendo su balance de respuestas hacia el 18% para el primer semestre de 2019 (vs. 30% un año atrás). Ello se explica tanto por la menor proporción de Pymes con expectativas de aumento en los pedidos (36% en

2019-I vs. 44% en 2018-I), como por la mayor porción de aquellas que esperaban disminuciones en dicha variable (18% vs. 13%).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.