Empresas

Ferrovial vende el 11,7% de la Ruta del Cacao por 28,6 millones de euros

Cintra, filial de Ferrovial, ha alcanzado un acuerdo con la compañía británica de infraestructuras John Laing para la transmisión de un 11,7% de la sociedad Ruta del Cacao, concesionaria del proyecto Bucaramanga-Barrancabermeja-Yondó, en Colombia, por 28,59 millones de euros (102.698 millones de pesos colombianos).

La operación genera una plusvalía de 10,69 millones de euros para Ferrovial. Como resultado de esta operación, la participación de Ferrovial en la empresa concesionaria pasa a ser del 30%.

John Laing adquiere en total un 30% de las acciones, ya que los otros dos socios del consorcio, Colpatria y Ashmore, venden también parte de sus acciones.

El consorcio liderado por Cintra se adjudicó este proyecto 2015. El contrato contempla la actuación en 236 kilómetros de carretera, de los cuales 82 corresponden a construcción de nueva carretera, para conectar las localidades de Bucaramanga, Barrancabermeja y Yondó, en la zona oriental de Colombia.

La concesión tiene una duración de 25 años desde la firma del contrato, con posibilidad de extenderse por otros cuatro adicionales. El cierre financiero del proyecto se produjo en noviembre de 2018 y participaron 6 entidades en un crédito sindicado: BBVA Colombia, S.A., Bancolombia, S.A, Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), Banco Interamericano de Desarrollo (IDB Invest), Fondo de Deuda BlackRock y Fondo de Deuda Unión para la Infraestructura (UPLI).

Ferrovial, a través de su filial Cintra, es una de las compañías líder en la promoción privada de infraestructuras de transporte en todo el mundo, por número de proyectos y volumen de inversión. Actualmente gestiona más de 1.468 kilómetros de autopistas, repartidos en 24 concesiones en Canadá, Estados Unidos, Europa, Australia y Colombia.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.