Empresas

Superintendencia de Salud ordena la liquidación de EPS Emdisalud

Como resultado de las actuaciones de inspección, vigilancia y control, la Superintendencia Nacional de Salud ordenó la revocatoria total de funcionamiento y la liquidación forzosa administrativa de la EPS Emdisalud, que dejará de prestar sus servicios en los 9 departamentos donde opera: Córdoba (204.657), Antioquia (90.437), Boyacá (47.338), Santander (42.497), Cesar (21.393), Magdalena (19.103), Bolívar (16.245), Chocó (8.770), Sucre (2.847).

De acuerdo con el Superintendente de Salud ad hoc, Germán Augusto Guerrero Gómez, a partir del 1 de noviembre los 448.994 afiliados a EMDISALUD pasarán a otras EPS que serán designadas por el Ministerio de Salud, sobre las que la Supersalud no tiene ninguna medida de vigilancia especial.

Pese al esfuerzo que hizo la Superintendencia Nacional de Salud para que la EPS corrigiera los hallazgos que originaron la medida, a los plazos que se le dieron y a los planes de mejora, la EPS no realizó acciones eficaces que llevaran a solventar la delicada situación.

En lo técnico-científico la cobertura de servicios de baja y alta complejidad en el territorio nacional es insuficiente, hechos que ponen en riesgo la vida y la salud de los afiliados.

Por ejemplo, a marzo de 2019, en cobertura de servicios básicos como atención en medicina general, promoción y prevención, consulta odontológica y laboratorio clínico no superan el 53%. Las unidades de cuidados intensivos para adultos solo alcanzan una cobertura del 61% y de solo el 23% en UCI pediátrica y neonatal.

La población materna (de alta vulnerabilidad en salud) no tiene la garantía de la prestación de los servicios. La cobertura en el territorio nacional para la atención en oncología, hematología, quimioterapia y radioterapia es del 0%, y, entre muchos otros aspectos, tampoco cumple con la entrega completa y oportuna de los medicamentos.

En lo financiero, Emdisalud no cumple con los parámetros de solvencia y liquidez. Sus activos con corte a junio son de $96.000 millones, sus pasivos $503.000 millones y su patrimonio de $-404.000.

La Superintendencia Nacional de Salud, da un parte de tranquilidad a los afiliados a Emdisalud quienes no se verán afectados con la medida. En los próximos días el Ministerio de Salud publicará el listado de las EPS que recibirán a los usuarios a partir del 1 de noviembre, prestadoras sobre las que la Supersalud no tiene medida de vigilancia especial alguna.

A ningún usuario se le interrumpirá el servicio. Emdisalud deberá garantizar la atención con normalidad hasta el 31 de octubre y desde el día siguiente, 1 de noviembre las EPS receptoras se harán cargo de los afiliados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.