Empresas

Emprendimiento es el antídoto contra ilegalidad, violencia e informarlidad

  • También destacó la capacidad de los emprendedores para recuperarse de los fracasos y estar siempre en busca del éxito.
El presidente Duque destaca los avances del país promoviendo iniciativas productivas.

"stoy convencido de que un país de emprendedores es el mejor antídoto contra la violencia, contra la informalidad, contra las economías ilegales", sostuvo el presidente colombiano Iván Duque.

"Y me resisto a creer que haya alguien que pueda ir en contra de que Colombia tenga más y mejores emprendedores", agregó.

Así lo afirmó el mandatario al inicio del 'Taller de Emprendimiento' realizado este sábado en Medellín, con la participación de 250 emprendedores de todo el país.

Durante el evento, en el que intervinieron también el Presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Bruce Mac Master, y el Director de iNNpulsa, Ignacio Gaitán, el Mandatario hizo un llamado a "reflexionar sobre el país que queremos construir".

Enfatizó que quiere "una Colombia de emprendimiento", y que se resiste a "pensar que en este país tenemos una animadversión a que las personas cumplan el sueño de empezar un negocio", y resaltó que, por el contrario, el emprendimiento debe unir a los colombianos "más allá de cualquier diferencia política".

Estimulando iniciativas

El Jefe de Estado indicó que en los 14 meses de su Gobierno ha cumplido con las tareas que se impuso de crear las condiciones para estimular la iniciativa empresarial en diferentes aspectos.

Uno de ellos, el de promover un sistema tributario que dejara de ser "un obstáculo para el desarrollo emprendedor", introduciendo una figura que permite tarifas diferenciadas según el tamaño de las empresas, además de medidas favorables para el financiamiento, la reducción de trámites, la atracción de inversión extranjera y la capacitación.

Afirmó, que "el emprendimiento no tiene ideología política", que "es necesario para el progreso de cualquier sociedad en un sistema democrático", y que es una oportunidad "vital" para unir a Colombia y promover su desarrollo.

"El emprendedor es por definición un optimista. No se puede ser emprendedor siendo un pesimista, porque ya empezó en el fracaso. El emprendedor siempre está soñando y proyectándose en el tiempo, pero, además, el emprendedor siempre va a traer un impacto social inmediato, un empleo formal que se genera en la transformación de la familia", destacó.

A propósito de sus metas en emprendimiento, resaltó la creación de 5 nuevos ecosistemas que serán presentados próximamente para que los emprendedores "se encuentren con todos los aceleradores, los fondos de capital, las universidades, las empresas, los mentores, y la capacidad de emprendimiento formada con las mejores experiencias de nuestro país e internacionales".

Cuarta revolución

Así mismo, expuso los beneficios que tiene la implementación del Centro de Cuarta Revolución con sede en Medellín, "orientado al internet de las cosas, la inteligencia artificial, y al blockchain", al igual que la adecuación de la legislación para el impulso de sectores de la Economía Naranja como "la gastronomía, el cine, la música, la animación digital, la publicidad y el diseño".

También destacó la capacidad de los emprendedores para recuperarse de los fracasos y estar siempre en busca del éxito: "El emprendedor tiene otra palabra, que es mi palabra favorita, que es resiliencia. El emprendedor sabe hacer de cada adversidad la mejor de sus oportunidades".

Finalmente, hizo un amplio llamado a ver el emprendimiento como "un factor de unidad del país" y "a pensar en grande", porque "Colombia tiene que ser el Silicon Valley de América Latina".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.