Empresas

Fiat Chrysler y PSA acuerdan una fusión vinculante por US$50.000 millones

(Reuters) - Fiat Chrysler y el fabricante de Peugeot PSA dijeron el miércoles que han acordado un acuerdo de fusión vinculante por valor de 50.000 millones de dólares, el cual cambiará la industria del automóvil a nivel mundial.

El segundo y el tercer fabricantes de automóviles de Europa, que aún no han decidido el nombre de su nueva empresa, anunciaron hace seis semanas sus planes para establecer una sociedad participada al 50% que crearía el cuarto fabricante de automóviles más grande del mundo.

Con un acuerdo definitivo ya en firme, la francesa PSA y la italoestadounidense Fiat Chrysler Automobiles (FCA) comenzarán ahora a trabajar en cómo lograr su objetivo de reducir los costes en 3.700 millones de euros (4.100 millones de dólares) al año sin cerrar fábricas.

Esta situación se ve complicada por la preocupación de unos sindicatos fuertes tanto en Italia como en Francia ante la posibilidad de una pérdida de puestos de trabajo.

Es de esperar que se dé un tira y afloja sobre qué centros de investigación y desarrollo sobrevivirán, con las conversaciones centrándose en las tecnologías que serán transferidas a la entidad combinada.

Se espera que la transacción se cierre entre los próximos 12 o 15 meses, dijeron las empresas en un comunicado difundido el miércoles. Añadieron que el nombre de la nueva entidad será acordado en los próximos meses.

Las ventas combinadas de ambas empresas sumaron un total de 8,7 millones de vehículos el año pasado, si bien tienen una capacidad de fabricación potencial de 14 millones de vehículos, según las estimaciones del analista LMC Automotive.

El objetivo de este acuerdo es ayudar a ambas empresas a hacer frente a la desaceleración de la demanda de automóviles y al coste de la construcción de vehículos que cumplan con unas normas de emisiones más estrictas.

Las empresas todavía tienen que detallar cómo piensan abordar un potencial exceso de capacidad y en qué plataformas de automóviles (los elementos comunes al diseño de diferentes vehículos) se centrarán, habiendo señalado únicamente que la mayor parte del volumen de producción se concentrará en dos plataformas.

"En este momento no se ha decidido nada. Hemos estado evaluando cuáles son las oportunidades", dijo a la prensa Carlos Tavares, presidente de PSA, quien encabezará la entidad fusionada como consejero delegado.

Antes de que se complete la fusión a partes iguales, uno de los accionistas de PSA, el grupo chino Dongfeng Motor Group, recortará su participación del 12,2% en el fabricante de automóviles francés mediante la venta de 30,7 millones de acciones a PSA, añadieron.

Dicha participación tenía un valor de 679 millones de euros (748,4 millones de dólares), según el último precio de cierre en bolsa del grupo galo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin