Empresas

Inicia intervención de dos sociedades que captaban recursos de manera ilegal

La Superintendencia de Sociedades a través de la Delegatura de Procesos de Insolvencia, decretó la apertura del proceso de intervención bajo la medida de toma de posesión, de los bienes, haberes, negocios y patrimonio de E-mercava S.A.S. y los señores Felipe Andrés Ospina Sandoval y Andrés Mauricio Eraso Castro; así como de Bienes Raíces Galeras S.A.S., y Mario Andrés Santacruz Coral.

La aperturas de los procesos se inicia en virtud de la remisión de la actuación administrativa por parte de la Superintendencia Financiera, quien ordenó la suspensión inmediata de las operaciones que constituyen captación o recaudo no autorizado de dineros del público, la devolución inmediata de los recursos captados ilegalmente y la remisión a la Supersociedades para la intervención.

La intervención estatal en cabeza de la Superintendencia de Sociedades, de acuerdo a lo establecido en el Decreto Ley 4334, tiene dos objetivos fundamentales: suspender de manera inmediata las operaciones o negocios; y, permitir la pronta devolución de los recursos a los afectados.

"La Superintendencia de Sociedades hace un llamado a la ciudadanía a no caer en esquemas de captación ilegal, los cuales normalmente ofrecen altos rendimientos en el corto plazo, sin una explicación financiera razonable, lo que trae consigo el riesgo de perder el dinero", manifestó el Superintendente de Sociedades, Juan Pablo Liévano.

Dentro del proceso fueron designados como interventores: Javier Humberto Arias Aguilera para el proceso de E-mercava S.A.S. y los señores Felipe Andrés Ospina Sandoval y Andrés Mauricio Eraso Castro.

Luz Mary Rojas López, para el proceso de Bienes Raíces Galeras S.A.S., y Mario Andrés Santacruz Coral.

Dicha sociedad y las personas naturales intervenidas, recibieron recursos de al menos 46 personas en 80 obligaciones por un valor aproximado de $2.392'440.312, obligándose a devolver los recursos en plazos de hasta 12 meses, junto con intereses no inferiores al 3% y 5%.

Los dineros eran entregados a título de mutuo y garantizados con pagarés suscritos en nombre propio por los señores Ospina y Eraso, quienes recibieron dinero de manera masiva de terceras personas y sin prever a cambio un bien o servicio, obligaciones que asumieron y que a la fecha no han sido canceladas.

Bienes Raíces Galeras S.A.S., y Mario Andrés Santacruz Coral.

La empresa realizaba actividades inmobiliarias y, por medio de contratos de administración, cuentas en participación o anticresis* mediante ofertas públicas, realizaba la captación de dinero de terceros ofreciendo una rentabilidad entre el 3 % y el 5%. La sociedad al 30 de septiembre de 2019, con ocasión de los contratos que denominaban "Cuentas en participación" y "Anticresis del bien inmueble urbano", recibió dineros a título de mutuo y se encuentra obligada a devolver $1.537'350.000 a 41 personas y 3.838'923.000 a 93 personas, respectivamente. Es decir, un total de $5.376'273.000 con al menos 134 acreedores, monto que supera el 50% del patrimonio líquido de la sociedad.

Por todo lo anterior, en las dos situaciones se configuró la captación ilegal de recursos del público.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.