Empresas

Espinosa Olarte Abogados ofrece orientación gratuita en ley de insolvencia

Buscando apoyar a las empresas colombianas que están atravesando momentos difíciles ante la crisis económica que desató la pandemia del COVID-19 y los decretos de cuarentena del Gobierno, Espinosa Olarte Abogados, firma con más de 20 años de experiencia, y expertos en 1116 (Ley de insolvencia), ponen a disposición de los colombianos una línea jurídica que permitirá agendar una cita virtual totalmente gratuita con un abogado experto, para orientar a las empresas en todo lo relacionado con las leyes de reorganización empresarial y/o de insolvencia.

"La aplicación de la Ley de insolvencia puede significar un gran alivio para las empresas en pro de su recuperación y conservación. Contamos con expertos en esta materia y ponemos nuestro conocimiento y experiencia al servicio de las empresas colombianas para apoyarlas y aportar a la disminución del impacto negativo que las situaciones derivadas de la pandemia están generando en la economía nacional" afirma Andrés Espinosa, socio de la firma.

Esta asistencia jurídica gratuita en Ley 1116 y Decreto 560 iniciará con una llamada telefónica a la línea 313-3531769 o mediante el correo info@espinosaolarte.com, en donde un representante de la firma lo atenderá para agendar su cita virtual con un abogado experto. En la reunión se orientará a los representantes legales o al equipo directivo de la compañía en las generalidades y aplicación de la Ley. También pueden ser contactados a través de su página web: www.espinosaolarte.com.

Si luego de esta orientación gratuita la empresa concluye que debe avanzar en este camino, podrá contratar a la firma para iniciar el proceso ante la Superintendencia de Sociedades.

El régimen judicial de insolvencia regulado por la Ley 1116 de 2006 busca la protección del crédito, la recuperación y conservación de la empresa como unidad de explotación económica y fuente generadora de empleo, a través de los procesos de reorganización y de liquidación judicial. Mediante una restructuración operacional y administrativa, el proceso de reorganización pretende mantener empresas viables y normalizar sus relaciones comerciales y crediticias, mientras que el proceso de liquidación judicial persigue la liquidación pronta y ordenada para el aprovechamiento del patrimonio del deudor.

En aras de mitigar la crisis sobre las empresas afectadas por la declaratoria del Estado de emergencia social y ecológico por el Gobierno Nacional bajo el Decreto 417 de 2020, surgió un paquete de medidas transitorias especiales en materia de procesos de insolvencia, reguladas bajo el Decreto 560 de 2020 que agiliza el proceso y ofrece flexibilización en el pago de pequeños acreedores, mecanismos de alivio financiero y reactivación empresarial, estímulos a la financiación del deudor, salvamento de empresas en estado de liquidación inminente y la posibilidad de negociar acuerdos de urgencia con los acreedores.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin