Empresas

Conozca los retos de Enel en Colombia durante la emergencia sanitaria

Durante el período de emergencia sanitaria, Enel-Emgesa y Enel-Codensa, han aplicado de manera estricta, todos los protocolos de prevención establecidos por las Compañías y por el Gobierno Nacional, para reducir el riesgo de contagio por el COVID19 tanto para trabajadores propios como para contratistas, lo que ha permitido continuar con la generación de energía y la prestación de este servicio público esencial, siempre enfocados en el cuidado del personal, los clientes y las comunidades de los territorios donde operan.

Para Lucio Rubio Díaz, Director General de Enel en Colombia, "nos hemos adaptado rápidamente a las condiciones actuales generadas por esta pandemia, ajustando diversos procesos de nuestra operación no sólo en materia técnica sino también de cara a la atención a nuestros clientes. Buscamos la sostenibilidad de las compañías para asegurar la prestación de este servicio público esencial, pero también para honrar el compromiso laboral con nuestros empleados directos, nuestros proveedores y nuestros contratistas".

Enel-Emgesa y Enel-Codensa trabajan permanentemente para monitorear que se cumplan las medidas dispuestas tales como: el auto-reporte de condiciones de salud previo al ingreso; la restricción de acceso a las personas con síntomas respiratorios de cualquier tipo; los controles de ingreso a sedes de trabajo mediante la toma de temperatura; el uso de elementos de protección personal; el suministro de insumos de higienización permanente; la desinfección por aspersión; lavado de vehículos, instalaciones, herramientas y el aumento de la frecuencia de higienización de lugares de trabajo y superficies.

A cada empleado se le suministran dos mascarillas diarias, una para el traslado de la casa a los centros de trabajo y otra para que la utilice durante el día, igualmente se han instalado en todas las sedes canecas para la disposición de estas mascarillas, garantizando la separación de este elemento con otros residuos. También se han establecido varias jornadas de ingreso para empleados, iniciando a las 06:30 a.m., otra a las 07:30 a.m. y otra a las 08:30 a.m. para disminuir el tiempo laboral compartido entre el personal de las diferentes sedes.

También se han realizado diversas adecuaciones en los espacios de trabajo para asegurar el distanciamiento social obligatorio (2 metros de distancia), mediante la separación de puestos de trabajo y la reducción de aforo en espacios comunes tales como zonas de alimentación y salas de reuniones. Se han instalado más de 5.000 piezas de señalización en las diferentes sedes de trabajo y centrales de generación, también se han instalado sensores en los baños para evitar controlar el ingreso de personal y se han dispuesto los vehículos propios de las compañías, para que cerca de 405 personas se movilicen en ellos respetando las distancias, con el fin de evitar al máximo el uso del transporte público. Además, las zonas de parqueo se han distribuido de tal forma que incluso los vehículos mantienen distancias de 2 metros garantizando que los empleados siempre conserven las distancias de seguridad, de otro lado, los ascensores de las sedes corporativas se han señalizado y habilitado para que sólo acceda una persona.

Adicionalmente, las compañías de Enel en Colombia iniciaron la aplicación de Pruebas PCR Covid-19 de tamizaje interno a los empleados directos, que se requieren en sedes y centrales de generación. A través de estas pruebas moleculares, se puede identificar a los empleados que son portadores asintomáticos, para minimizar o prevenir el contagio de esta enfermedad, y también realizar los cercos epidemiológicos cuando se requieran. Se han realizado más de 790 pruebas de este tipo, y periódicamente se hace la toma de muestras rápidas, con el fin de hacer un estricto y permanente seguimiento al estado de salud de los empleados.

Para los cerca de 1400 empleados que desarrollan sus labores desde casa, se hizo la entrega puerta a puerta en los hogares de los trabajadores mediante un despliegue logístico, de los elementos de oficina tales como sillas ergonómicas, pantallas de los computadores y teclados principalmente, lo que redunda en bienestar y cuidado de las personas.

Gimnasio virtual, clases de baile, bonos para disfrutar experiencias digitales, celebraciones como el día de la madre, bingo familiar y vacaciones recreativas virtuales para los hijos de los trabajadores son algunas de las actividades que permanentemente promueven las compañías de Enel en Colombia, con el fin de brindar las herramientas para equilibrar la vida laboral y personal, además de trabajar por la calidad de vida y la felicidad de todos sus empleados.

Gracias a la digitalización, Enel-Codensa ha acelerado la migración de toda la atención presencial de sus clientes, a los canales virtuales. Esto ha permitido tener actualmente a más de 1.400 personas de sus empresas colaboradoras, trabajando y cuidándose en casa para darle solución a cerca de 3 millones de transacciones promedio mensual. Adicionalmente, ha implementado diversas alternativas para brindar alivios financieros a los clientes residenciales, así como facilidades de pago para los clientes comerciales e industriales, buscando un equilibrio entre la salud financiera de los clientes y la importancia de continuar pagando este servicio público.

"Me siento orgulloso del equipo humano de Enel-Emgesa y de Enel-Codensa; su compromiso, responsabilidad y proactividad, nos han permitido adaptarnos rápidamente a la realidad que esta emergencia sanitaria ha significado, y sin parar, hemos mantenido nuestra operación y hemos acelerado nuestros procesos de digitalización para habilitar diferentes formas de atender a nuestros clientes y gestionar nuestros activos", concluyó Lucio Rubio Díaz.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin