Empresas

En mayo los ingresos de los hoteles reportaron un descenso de 93,5%

En mayo de 2020, los ingresos reales de los hoteles disminuyeron 93,5% en relación con mayo de 2019, de acuerdo con el reporte entregado por el Dane.

En lo corrido del año la caída fue de 42,7% en comparación con el mismo periodo del año anterior y en los últimos doce meses totalizaron 12,1%.

En mayo de 2020, el personal ocupado promedio de los hoteles disminuyó 29,7% en relación con mayo de 2019.

En lo corrido del año hasta el mes de mayo de 2020, el personal ocupado promedio de los hoteles disminuyó 11,6% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

En los últimos doce meses hasta el mes de mayo de 2020, el personal ocupado promedio de los hoteles disminuyó 5,0% en comparación con el mismo periodo del año anterior

En mayo de 2020, el personal permanente contribuyó con -12,2 p.p a la variación anual del personal ocupado promedio total, mientras que el resto de las categorías de contratación contribuyó con -17,5 p.p.

En lo corrido del año hasta el mes de mayo de 2020, el personal permanente contribuyó con -5,3 p.p. a la variación año corrido del personal ocupado promedio total, mientras que el resto de las categorías de contratación contribuyó con -6,3 p.p.

En los últimos doce meses hasta el mes de mayo de 2020, el personal permanente contribuyó con -3,2 p.p. a la variación acumulada doce meses del personal ocupado promedio total, mientras que el resto de las categorías de contratación contribuyó con -1,8 p.p.

En mayo de 2020, la tasa de ocupación hotelera fue 7,9%, cifra inferior en 47,3 p.p. frente a la registrada en mayo de 2019.

En lo corrido del año hasta mayo de 2020, la tasa de ocupación de los hoteles fue 44,3%, cifra inferior en 10,7 p.p. frente a la registrada en el mismo periodo de 2019.

En los últimos doce meses hasta el mes de mayo de 2020, la tasa de ocupación de los hoteles fue 54,5%, cifra inferior en 2,1 p.p. frente a la tasa del mismo periodo del año 2019.

Los hoteles con capacidad hasta 50 habitaciones presentaron la mayor tasa de ocupación con 13,2%, seguido de los hoteles de 101 a 150 habitaciones con 10,6%, de 51 a 100 habitaciones con 9,3% y los hoteles con capacidad de más de 150 habitaciones con 5,6%.

En mayo de 2020 se presentó una reducción significativa en el número de huéspedes en todos los motivos de viaje, como consecuencia de un fuerte choque a la demanda impuesto por la pandemia de la COVID-19. Bajo este escenario, de la tasa de ocupación hotelera de 7,9% registrada en mayo de 2020, los residentes contribuyeron con 3,9 p.p. en tanto que los no redientes lo hicieron con 4,0 p.p. En términos de contribución a la tasa de ocupación de los motivos de alojamiento de residentes, negocios contribuyó con 1,4 p.p., ocio con 2,0 p.p. y otros motivos con 0,5 p.p. Por su parte, los no residentes por negocios contribuyeron con 2,3 p.p., por ocio 1,1 p.p., convenciones 0,1 p.p. y otros motivos 0,5 p.p.

De la tasa de ocupación en mayo correspondiente a 7,9%, el alojamiento por motivo de negocios contribuyó con 3,7 p.p., seguido de ocio con 3,1 p.p., convenciones con 0,1 p.p. y otros motivos, con 1,0 p.p.

En mayo de 2020, en relación con mayo de 2019, la tarifa promedio de todos los tipos de acomodación registró una variación negativa, así: sencilla con -13,3%, doble con -9,5%, suite con -7,4%, y otros tipos de habitación6 con -12,4%.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.