Empresas

El siniestro que está pagando Mapfre y cuyos detalles ocultaron en EPM

  • Igualmente, señala al interventor como responsable de no haber hecho la debida evaluación de las especificaciones técnicas de la obra.
La crisis de Hidroituango, un escándalo en Colombia que se complica cada vez más.

Un verdadero escándalo alrededor de como se manejó la crisis de Hidroituango puso al descubierto un documento revelado por W Radio en Colombia. Se desconocieron en el proyecto serias recomendaciones técnicas y se arriesgó la vida de cientos de miles de personas.

"La W conoció el estudio realizado por expertos reaseguradores de la hidroeléctrica Hidroituango, que expone las razones por las cuales colapsó el túnel de desviación", señala el informe periodístico.

"Así, el documento cuenta qué pasó con el diseño, supervisión y construcción de esta megaobra.

VEA AQUÍ DOCUMENTOS E INFORME COMPLETO DE W RADIO, ALIADO INFORMATIVO DE EL ECONOMISTA EN COLOMBIA.

El estudio causa raíz realizado por un panel de expertos para las empresas reaseguradoras del contrato de la hidroeléctrica de Hidroituango revela que la razón detrás del colapso del túnel de desviación estuvo relacionada con asuntos no resueltos en temas de diseño, supervisión y construcción en esa área del proyecto, que hicieron esta parte particularmente vulnerable a las condiciones hidráulicas que se dieron en abril de 2018.

Según las conclusiones presentadas por los investigadores, los contratistas habrían incumplido en las especificaciones técnicas del contrato, no habrían diseñado y rediseñado el proyecto a la hora de planificar el túnel de desviación que terminó por derrumbarse, y tampoco se hizo el debido seguimiento a las especificaciones técnicas de la obra.

Igualmente, señala al interventor como responsable de no haber hecho la debida evaluación de las especificaciones técnicas de la obra.

Entrando en detalles, el informe firmado por los académicos Christopher Snee, Luis Guilherme de Mello, Bernard Murphy y Rafael Prieto indica que el diseño de los túneles de desviación se había debilitado en el caso de la Galería Auxiliar de Desviación, un hecho que le habría quitado robustez a la construcción.

Según los expertos, se pusieron 25% menos tornillos o pernos de roca en la sección del túnel que resultó debilitada. A eso agregan que el diseño del soporte para los suelos fue inferior al de los túneles izquierdo y derecho, a la vez que el refuerzo de concreto lanzado tenía menor resistencia que el utilizado en los otros dos túneles.

También dentro de las conclusiones del informe causa raíz señalan que no se hizo piso de concreto para evitar la erosión de la roca en el túnel de la Galería Auxiliar de Desviación, que fue la que terminó dando el taponamiento.

Indican los expertos que a pesar de que se utilizaron exactamente los mismo diseños de los túneles iniciales para la construcción del túnel de desviación, los primeros fueron fortalecidos antes y durante su construcción, mientras que eso no ocurrió con la galería de desviación. Reza también la investigación que los diseños fueron desmejorados incluso durante la construcción del túnel que se vino abajo.

El informe detalla otros errores en diseño; sin embargo, también destacan varias fallas dentro del proceso de construcción que resultarían atribuibles al encargado de la obra.

Dicen los expertos que aunque el contrato señalaba límites máximos en la excavación, el constructor excavó mucho más allá de los autorizado. Agregan que en los lugares donde se detectara sobreexcavación el contratista debía rellenar con concreto y acero, cosa que no se hizo.

En lo correspondiente a la parte constructiva, los investigadores de la reaseguradora concluyen que al cambiar el tipo de tornillos para el soporte del túnel de desviación se buscaba acelerar el proceso de construcción, pero lo que se logró fue debilitar el soporte de dicho túnel. Igualmente, por ir más rápido no se instaló el soporte de la zona de cizalla como era debido para garantizar el soporte de la construcción.

Llama la atención que en el mismo informe queda en evidencia que tanto el constructor como el interventor sabían en qué parte no se estaba respetando el diseño, donde el túnel no tenía la forma esperada y donde había colapsado el túnel durante su construcción. Esta información además fue comentada en varias reuniones registradas en el documento de la reaseguradora.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin