Empresas

Aceites usados logran segunda oportunidad en la industria de combustibles

  • La compañía recogió, movilizó y transformó 4.6 millones de galones de aceite usado en 2019, evitando que cada gota contamine un metro cúbico de agua.
En esta planta se procesa una segunda vida útil para los aceites usados en la industria de combustibles.

En Colombia se generaron cerca de 26.4 millones de galones de aceite usado durante 2019. De estos, 17.3 millones de galones han sido aprovechados para nuevos productos que son usados en diferentes industrias, según el Fondo de Aceites Usados (FAU).

El país cuenta con solo una re-refinería de aceite usado en operación avalada por la FAU, la cual hace parte de Atica, empresa líder en soluciones integrales para la gestión de residuos y aguas industriales, que está a cargo de la transformación de esta solución para darle una segunda vida útil.

Es así como en 2019 la compañía recogió, movilizó y transformó 4.6 millones de galones de aceite. Según Diego Guzman, CEO de Atica, "para el 2020, esperamos llegar a los 5.7 millones de galones de aceite usado en todo el territorio colombiano, lo que representa un gran compromiso de responsabilidad empresarial al darles una segunda vida útil".

Así se transforma el aceite

El proceso comienza con la recolección del aceite usado en diferentes municipios del país, especialmente en ciudades capitales.

Este se deposita en vehículos especializados que cumplen con todos los requerimientos de las autoridades ambientales.

Luego es trasladado a plantas locales que cuentan con licencia de almacenamiento y después se trasladan a la re-refinería de Atica en Cartagena en donde se realiza su aprovechamiento.

En la planta de re-refinería de la compañía, en la ciudad Heroica, con equipos tecnológicos de última generación, se realiza un proceso controlado de destilación fraccionada, en el cual se rompe la cadena de hidrocarburos para aprovechar sus componentes.

Finalmente, el insumo se puede aprovechar para tener nuevos productos como destilados, fondos de refinación, combustible alternativo industrial sustituto de ACPM y otras fuentes de combustible convencional y diluyentes.

Impacto ambiental

El CEO de Atica añadió que en el proceso de transformación de aceites ganamos todos al disminuir el impacto negativo en el medio ambiente, dado que el mal tratamiento de este aceite usado o la combustión de los aceites usados sin tratamiento han deteriorado ecosistemas.

"Con este proceso se reduce particularmente la presencia de elementos como arsénico, cadmio, cromo, plomo y antimonio, entre otros, evitando la contaminación de fuentes hídricas y suelos, toda vez que una gota de aceite usado puede contaminar un (1) m³ de agua".

Las empresas que transforman aceites en la planta de la empresa Atica reciben de vuelta productos de alta calidad a precios competitivos, los cuales generan un impacto positivo al medio ambiente.

"El proceso de aprovechamiento se realiza con un certificado de tratamiento para que nuestros clientes puedan cumplir sus indicadores ambientales de cero residuos dispuestos", resaltó Guzmán.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.