Empresas

La pandemia le sirvió a Pat Primo para diversificar su portafolio de productos

  • Al poco tiempo de ser declarada la pandemia el pasado 11 de marzo, por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la empresa inició la comercialización de tapabocas, ropa para uso médico y de bioprotección.
Pat Primo nació en Barranquilla en 1957 cuando 'Don Pepe' Douer lo inició con una máquina de coser.

Aquello de que la crisis es oportunidad aplica perfectamente para la reconocida marca colombiana de confecciones Pat Primo, compañía que gracias a la pandemia de covid19 ha encontrado nuevos horizontes.

Pash S.A.S., del Grupo Pat Primo, es otra de las grandes empresas colombianas que se diversificó, tras el golpe del Covid-19 a la demanda en segmentos de las confecciones como ropa interior, de gala y oficina, y productos de maquillaje.

En estos tiempos, los hábitos del consumidor tienden entonces, o por lo menos mientras no se disipe el letal virus, a la compra, entre otros, de más ropa de bioseguridad, calzado informal, pijamas, ropa deportiva, lencería de hogar y artículos de aseo personal.

Y sí, menos brasieres, medias veladas o de malla y productos de belleza que esconden la cara lavada.

Y es que al terminar el 2020, Pash S.A. S. está reformando sus estatutos, para además de la confección de ropa y zapatos, comercializar, ya sea al por menor o por mayor, joyas de bajo y mediano valor, bisutería y relojes.

La confección de tapabocas y otros insumos, equipos y bienes para atender la emergencia sanitaria, como ropa especial, 'kits' de aseo y desinfección y artículos para el hogar también hace parte ahora del objeto social de la empresa.

También prevé convertirse en agente comercializador de marcas internacionales relacionadas con estas líneas de negocios. Inclusive podrá adquirir o fusionarse con sociedades que fabrique o expendan artículos y bienes similares.

El legado de Don Pepe

Al poco tiempo de ser declarada la pandemia el pasado 11 de marzo, por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la empresa inició la comercialización de tapabocas, ropa para uso médico y de bioprotección, pero ahora amplía la actividad a una gama más amplia de bienes y productos de ese tipo.

El año pasado Pash facturó $472.000 millones, con un crecimiento de 15%, frente al ejercicio del 2018, cuando reportó $412.000 millones. Tiene 500 empleados.

La marca Pat Primo nació en Barranquilla, en 1957, cuando José Douer, el fundador, conocido como Don Pepe, inició el negocio con una máquina de coser.

La visión y perseverancia lo llevaron a trasladarse a Bogotá en la década de los años 60, donde abrió la primera planta de producción.

Con varias tiendas en el mercado y un portafolio amplio de productos, se posicionó así como una de las marcas más reconocidas en el mercado, realizando casi toda su producción en Colombia.

Además de ser un ícono de la industria nacional — con 100 tiendas en el país y presencia en todas las cadenas de grandes superficies colombianas — la compañía genera 7.000 empleos indirectos a nivel local.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin