Empresas

Superindustria objeta la compra de negocio de combustibles de Exxon por Terpel

La Superintendencia de Industria y Comercio, mediante Resolución No. 9915 del 15 de febrero de 2018, confirmó su decisión de objetar la compra del negocio de combustibles de Exxonmobil Colombia por parte de Terpel.

Con el fin de cumplir la orden de que Terpel nunca adquiera el negocio de combustibles de Exxonmobil, la Superindustria autorizó que este sea transferido de manera inmediata y provisional a un tercero (fondo de inversión o patrimonio autónomo), quien se encargará de la posterior venta del negocio de combustibles de Exxonmobil a un comprador definitivo en un plazo improrrogable no superior de nueve meses.

De acuerdo con los condicionamientos impuestos por la Superindustria, el comprador definitivo del negocio de combustibles que hoy tiene Exxonmobil en Colombia, deberá tener la suficiente capacidad técnica, administrativa y financiera para garantizar que competirá efectivamente en el mercado, en beneficio de todos los consumidores.

El competidor comprador definitivo podrá ser cualquiera de los operadores que actualmente operan en el país (excepto Terpel) o un potencial competidor extranjero que cumpla con la capacidad técnica, administrativa y financiera.

La Superndustria también le impuso a Terpel, por un periodo de cuatro años, la obligación de no abanderar o contratar el suministro de combustibles líquidos vehiculares con EDS que a la fecha tuvieran contratos vigentes con Exxonmobil, así como no comprar dichas estaciones.

De otro lado, la Superindustria condicionó la compra del negocio de lubricantes de Exxonmobil Colombia por parte de Terpel, a la venta de la planta de producción de lubricantes de Terpel en Colombia y de las marcas Máxter y Máxter Progresa, venta que deberá perfeccionarse en un plazo máximo de nueve meses.

Adicionalmente, la Superindustria le impuso a Terpel otros condicionamientos con el fin de preservar las condiciones de competencia en el mercado, como la obligación de levantar las exclusividades (por 4 años) en la distribución y exhibición de lubricantes en estaciones de servicio identificadas con su bandera.

Exxonmobil seguirá participando en Colombia en el segmento "upstream" de la cadena de valor de combustibles (exploración de hidrocarburos). Igualmente, Exxonmobil se reservó el derecho de seguir atendiendo a sus clientes directos en Colombia (principalmente multinacionales) de lubricantes, por los próximos veinte años.

Con la decisión de la Superindustria, se garantiza que se preserve la competencia, tanto en la cadena de valor de distribución de combustibles líquidos vehiculares derivados del petróleo, como en los distintos mercados de lubricantes involucrados (motores diésel, industriales, automóviles, transmisión automotriz, motos y grasas).

Contra la decisión de la Superintendencia de Industria y Comercio, que resolvió el recurso de reposición interpuesto, no procede ningún otro recurso.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0