elEconomista.es
Colombia
13.762,88
-0,21%
3.147,3050
-1,28%
47,77
+7,28%
104,10
-1,75%

Colombia debe centrarse en una estrategia de competitividad: Empresarios

elEconomistaAmérica.com | Colombia - 16:36 - 18/02/2018
0 comentarios

    El 2018 también será un año con grandes retos para Colombia: se trata de un año electoral, los mercados siguen deprimidos y el clima de negocios no logra despejarse, de acuerdo con la Andi.

    A nivel internacional persistirá la incertidumbre, la volatilidad en los mercados y la compleja situación de los países vecinos. Y, no debemos olvidar el gran reto que tiene el país en materia de competitividad.

    La prioridad entonces debe ser centrarse en una estrategia de competitividad que nos permita, entre otros, fortalecer la infraestructura y logística, calidad y pertinencia de la educación, innovación, ciencia y tecnología, transformación digital, seguridad jurídica, crecimiento verde y lucha contra la corrupción y el contrabando. Las empresas requieren un ambiente amigable a la inversión y al crecimiento.

    En cuanto al balance de 2017 señala que fue para Colombia un año con bajos crecimientos, un ambiente de incertidumbre nacional e internacional y con un clima de negocios que solamente empezó a despejarse hacia finales del año.

    En el caso particular de la industria manufacturera, encontramos una situación más compleja y así lo reflejan los diferentes indicadores: la producción y las ventas se encuentran en terreno negativo, los pedidos se han desacelerado y la percepción de los industriales sobre el inmediato futuro se ha deteriorado.

    Los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta para el año 2017, comparado con 2016, arrojan tasas de crecimiento negativas de -1.1% en producción, -0.5% en ventas y las ventas hacia el mercado interno se contraen -1.2%. Si excluimos el subsector de refinación las tasas son de -1.5%, -1.1% y -2.0 respectivamente.

    En los demás indicadores de la EOIC se observa una leve recuperación de la capacidad instalada frente a los últimos dos años; un nivel de pedidos inferior al observado en el año inmediatamente anterior y para el clima de los negocios observamos un deterioro desde finales de 2016 hasta el tercer trimestre de 2017. Sin embargo, en el último trimestre del año comienza a mejorar y se recuperan tanto la percepción de los empresarios sobre la situación de las empresas, como las expectativas sobre el inmediato futuro.

    En el contexto internacional, el comportamiento de la industria colombiana está muy por debajo de las economías desarrolladas e incluso es inferior a otras economías de la región.

    Al desagregar el desempeño de la industria por sectores encontramos que de las 39 actividades evaluadas por la EMM del DANE, 26 registran caídas en producción y ventas. Las mayores contracciones en producción se presentan en metales preciosos, vehículos, marroquinería, carrocerías, maquinaria y equipo, otro equipo de transporte y la cadena textil confecciones.

    Por lo contrario 13 actividades alcanzan tasas positivas donde la mayor dinámica se da en productos de caucho, papel, hierro y acero, algunos subsectores de alimentos, sustancias químicas industriales y refinación de petróleo.

    En el mismo sentido la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta registra a nivel sectorial, un comportamiento heterogéneo.

    En diciembre de 2017 el indicador de uso de la capacidad instalada se situó en 77.4%, nivel similar al observado en el mismo mes del año anterior y por encima del promedio histórico. En el año, el promedio de utilización de capacidad instalada fue de 76.2%, superando el promedio de utilización alcanzado en el 2016 (75.7%).

    Respecto a los indicadores de inventarios y pedidos, en diciembre el 81,2% de la producción encuestada califica sus pedidos como altos o normales, y en el caso de los inventarios, éstos son calificados como altos por el 14.9% de la producción manufacturera.

    Para el año completo, el indicador promedio de volumen de pedidos (79.6%) es inferior al de 2016 (87.2%). Por su parte, el porcentaje de la producción que califica sus inventarios como altos fue en promedio en 2017 de 21.4%, indicador superior al promedio observado en el 2016 (16.3%).

    La situación de la industria manufacturera también se refleja en la percepción de los empresarios sobre el clima de negocios. El panorama sigue siendo complejo ya que, en el año 2017, el 55.3% de los encuestados consideró la situación actual de su empresa como buena, resultado significativamente inferior al 68.7% observado en el año 2016.

    Por su parte, el porcentaje de empresas que prevé una mejor situación en el inmediato futuro pasó de un promedio de 37.9% en 2016, a 36.2% en 2017.

    En el 2017, los principales obstáculos que enfrentaron los empresarios en el desarrollo normal de su actividad son en su orden: falta de demanda ocupando el primer lugar, seguido por costo de materias primas, volatilidad de la tasa de cambio, estrategias agresivas de precios y comercialización, incertidumbre sobre el impacto de la reforma tributaria, contrabando, infraestructura inadecuada y altos costos logísticos.

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Comentarios 0

    Flash de noticias Colombia

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Recaudo de cesantías en AFP y el Fondo Nacional del Ahorro ascendiò a $7 billones
    Nuevos operadores a redoblar esfuerzos para solucionar problema de basuras