elEconomista.es
Colombia
Últimas noticias
13.762,88
-0,21%
3.205,5950
0,00%
47,77
+7,28%
113,80
-2,07%

La increíble historia del puente construido por Sacyr en Colombia que se convirtió en un acordeón

elEconomistaAmérica.com | Colombia - 4:43 - 7/11/2018
0 comentarios
  • Presentado como el puente más alto atirantado de Suramérica (148,3 metros) - clave para conectar la vía Bogotá - Bucaramanga - Santa Marta con la troncal Bogotá - Cúcuta -, se "distensionó".

  • Lo más grave es que con un burdo maquillaje asfáltico la constructora oculta un siniestro de ingeniería que cuesta $100 mil millones. Es la tercera vez que Sacyr la falla a Colombia.

tagsMás noticias sobre:

Era el secreto mejor guardado, hasta ahora, del Gobierno saliente y del entrante. Todo porque obligará a decretar la caducidad del contrato, por incumplimiento y por imposibilidad de uso de la obra, y se lleva por delante a la española Sacyr que posee un portafolio de contratos en Colombia por 1.000 millones de dólares. 

Por Héctor Mario Rodríguez, director de www.primerapagina.com *

Málaga, Los Curos (Santander). Si en mayo de 2017 el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos hubiera cumplido su amenaza de decretarle la caducidad a la constructora española Sacyr - por reiterados incumplimientos del proyecto Puerta de Hierro - Cruz del Viso -, otro gallo cantaría hoy.

El entonces presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade (el mismo de las reuniones a manteles con Bernardo, Elías y el presidente de Odebrecht en Colombia, Eleuberto Martorelli), denunció atrasos de nueve meses en el proyecto de Cuarta Generación por $1.2 billones y anunció multas por apenas $11 mil millones.

Sin embargo todo se arregló en junio de 2017 tras una reunión en Palacio de Nariño entre el jefe del Estado, el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura y las altas directivas de Sacyr de España. Algo parecido había ocurrido con el lío de Commsa (del que también hacía parte Sacyr) y la Troncal del Magdalena Medio. Tanto se arregló el nuevo asunto que después de eso "llovieron" nuevos contratos para Sacyr. Y lo más grave, se rompió la sagrada regla de que no hay que poner todos los huevos en la misma canasta.

Más irregularidades

Para completar, en medio de semejante lío, Sacyr traía otro esqueleto en el closet. Había suscrito en 2013 un contrato con el Fondo de Adaptación por $80.040 millones para construir tres puentes en la vía Bucaramanga - Málaga.

En junio de 2016 las obras apenas iban en el 28% y las denuncias crecían, hasta que apareció la mano dadivosa del gerente del Fondo de Adaptación, Iván Mustafá Durán, quien acordó en diciembre de 2916 un otrosí por otros $23 mil millones para continuar la obra.

Sacyr Construcciones había alegado múltiples inconvenientes para justificar la ampliación del presupuesto. Presentó ajustes a los diseños en donde propuso como una solución atirantada de tres luces de 125 metros, 330 metros y 125 metros y dos tramos en voladizos sucesivos con dos torres en forma de diamante en la parte inferior y terminado en una torre central en la parte superior.

El Puente Hisgaura tiene columnas en H y varios soportes de cimentación (Caisson). El puente Chirajara tiene forma de diamante, terminado en triángulo invertido o en V, apoyado en un solo soporte (monocaisson). Las características estructurales son completamente diferentes.

Los diseños del puente Hisgaura los realizó el consorcio DIS S.A - EDL.S.A. representado por los ingenieros Francisco Daza y Enrique Dávila.

"Estas firmas son de las mejores y más reputadas del país en temas de consultoría y diseño", dijo el Fondo de Adaptación en su momento. "Aunque los diseños originales eran viables técnicamente y construibles, la firma constructora Sacyr introdujo mejoras técnicas bajo la interventoría de Parsons Brinckerhoff, firma canadiense de prestigio internacional", explicó el Fondo.

"El Puente Hisgaura, en el departamento de Santander, hace parte de las 382 obras que el Fondo Adaptación habrá entregado al finalizar el Gobierno del presidente, Juan Manuel Santos, para darle solución a sitios críticos originados por efectos del cambio climático en todo el país", se dijo en un comunicado del siete de julio de 2017.

El compromiso era entregar la obra antes de culminar el primer semestre de 2018 (en otras palabras, antes que terminar el Gobierno Santos). Sin embargo llegó el último mes del mandato del ex jefe de Estado, y Sacyr no cumplió. Entonces lo ocurrido allí se convirtió en el secreto mejor guardado a la opinión pública nacional, para no agregarle otra "condecoración de lata" a los proyectos de infraestructura del Gobierno saliente.

"El puente se distensionó"

El Puente Hisgaura, presentado como el más alto atirantado de Suramérica (148,3 metros) y clave para conectar la vía Bogotá - Bucaramanga - Santa Marta con la troncal Bogotá - Cúcuta, se distensionó ("la viga que rigidiza se distensiononó", como dicen técnicamente los ingenieros). Hablando como los de común, el puente se arrugó y quedó como un acordeón. Lo más grave del asunto es que lo maquillaron y están tratando de entregarlo así.

El 31 de agosto pasado se venció el plazo que tenía el contratista Sacyr para la entrega definitiva. Según visita realizada por la interventoría del proyecto el primero de septiembre de 2018, hubo incumplimiento por parte del contratista al no entregar el 100% de la obra, pero nadie contaba la verdad sobre lo ocurrido.

El puente deberá ser rehecho. Cuenta con una longitud total de 653 metros, de los cuales 73 son el viaducto de acceso y 580 metros corresponden a la estructura del puente atirantado.

Consta de vigas de concreto construidas mediante el sistema de voladizos sucesivos, que consiste en hacer las vigas sin requerir apoyos intermedios durante la etapa de construcción. El tablero o placa del puente está sostenida por un total de 128 tirantes que la sujetan cada diez metros.

Señales de alarma

Tras ocho horas de visualizaciones del puente efectuadas el sábado primero de septiembre del 2018 por la Subdirección de Prevención y Atención de Emergencia del Ministerio de Transporte - Invías los hallazgos fueron de monumental gravedad.

Se aclara que, aunque se encontraron y se registraron graves anomalías, estas podrán ser mayores al efectuar una revisión más detallada que podría tomar varios días.

La vía en su mayoría destapada en donde se encuentra este puente, Los Curos a Málaga, tiene una longitud de 147 kilómetros y el tiempo en el recorrido fue de aproximadamente 5 horas.

El puente economiza una distancia de 1.2 kilómetros. El costo del puente se estima en aproximadamente 100 mil millones de pesos. La firma constructora del puente es la española Sacyr y la firma interventora la santandereana ETA, firma el ingeniero Henry Mantilla.

Héctor Mario Rodríguez es un caracterizado y reconocido periodista de investigación en los campos de economía y negocios

Otras noticias
Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Enviar

Flash de noticias Colombia

Síguenos en twitter
Síguenos en Facebook

Más leidas

eAm
Colombia
Mexico
Chile
Argentina
Peru
500 líderes de A. Latina en Bogotá debatirán sobre productividad e innovación
Ingresos fiscales por $1,5 billones anuales con yacimientos no convencionales