Empresas

Carulla es la marca más rentable de la industria del retail en Colombia

Carulla es la marca más rentable de la industria del retail en Colombia. En efecto sus ventas mensuales por m2 alcanzaron $1.489.431. Sus ventas totales, escalan los $1.5 billones en sus 85.001 m2 de área comercial, que tienen los 98 puntos de venta.

Así se desprende de un nuevo estudio denominado, "Las ventas de los retailers por m2 en Colombia 2018", de Mall & Retail, en donde se indica que el segundo lugar lo tiene Almacenes Éxito, cuyas ventas por m2 se situaron en los $966.480.

Esta diferencia se puede explicar por varios motivos. El primero por ser una marca altamente diferenciada en la categoría, la cual le permite tener unos márgenes más amplios. Por otro lado, el surtido del primero es más focalizado, lo cual le permite tener tamaños de tienda muchos más reducidos que le permite ser más eficiente.

Una de las categorías más competida en el retail de nuestro país es el la moda textil. Aquí el primer lugar lo tiene H&M, cuyas ventas mensuales por m2 del 2018, se situaron en $909.726. La marca sueca, con 4 tiendas en nuestro país que suman 13.245 m2, lograron una ventas de $144.592 millones, de acuerdo al último periodo fiscal de la compañía el cual finalizo el 30 de noviembre del año anterior.

Con $821.076 por cada m2 de área comercial, Falabella domina en la categoría de tiendas por departamento Sus ingresos en 2018 fueron de $ 1.8 billones en sus 27 tiendas de sumaron 182.687 m2.

Homecenter, registro el mejor indicador en mejoramiento del hogar. Sus 385.956 m2 de GLA que tienen sus 40 tiendas, vendieron $3.5 billones. Lo cual determinó una venta por m2 mensual de $768.654.

El calzado, es una de las categorías más competidas del retail colombiano. Una de las empresas extranjeras más destacadas que tienen operación en Colombia, es la chilena Forus Brand & Retail representante de las marcas Hush Puppies, Cat y Merrell cuyas ventas alcanzaron los $23.078 millones en sus 54 almacenes que tienen 3.604 m2, arrojando $533.616 de venta mensual por cada m2.

Según Leopoldo Vargas Brand, Gerente de Mall & Retail, uno de los secretos mejor guardados de la industria del retail en nuestro país, son las ventas por m2 de sus marcas. Este indicador refleja el desempeño que tienen las diferentes empresas, en sus complejos entornos competitivos.

En primer término hay que decir que las ventas de una tienda están influidas por una sumatoria de factores, entre los que se destacan, la capacidad de compra de la zona de influencia, la tipología del artículo que se vende y la intensidad de la competencia, entre muchos otros aspectos. Sin embargo, el medir la rentabilidad por m2, permite desarrollar una serie de estrategias para incrementar el indicador.

Cuanto más espacio tiene una tienda, mayor será su surtido y por ende sus niveles de ventas. Esa sería una reflexión lógica, que muchas veces no es así.

Para lograr buenas ventas en las tiendas, no solo basta con contar con extensas áreas y una amplia gama de líneas y referencias de producto, ya que la rentabilidad no solo debe medirse por el volumen de ventas alcanzado, sino también los costos de personal, operación, de mantenimiento, stock (financieros) entre muchos otros.

Las ventas por m2, se calculan a partir de las ventas mensuales promedio de la marca, dividida por área comercial utilizada.

Para Andrés Restrepo experto en Retail, las ventas por m2 son el principal indicador que tiene la industria, porque permite comparar las ventas de una empresa con sus competidores para determinar cuál está haciendo mejor gestión en el punto de venta. Así mismo como el tamaño de las tiendas no son los mismos, este indicador permite homogenizar su área a una misma métrica, para permitir su comparación. En teoría, el indicador debe ser muy parecido en cada una de ellas si sus desempeños son parejos.

Por otro permite optimizar los costos de operación, ya que a partir de este indicador, se determina costos de alquiler de las tiendas.

Desde luego, los indicadores entre una categoría y otra no son comparables, por cuanto tienen características diferentes. El volumen de ventas, dependen de la tasas de compra, precios unitarios, periodicidad de la compra etc. Así mismo, la rentabilidad de cada compañía está asociada a su modelo de negocio, (intermediarios y fabricantes). Por ejemplo, en el caso de los supermercados su margen de intermediación debe adsorber los gastos generales, de personal y de renta / amortización, (la famosa regla de los 3 veces 5) el cual no debe superar el 15% para ser competitivo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0