Empresas

Operadores piden declarar dominancia de Claro en telecomunicaciones

Las empresas de telecomunicaciones le pidieron al Gobierno Nacional que declare a Claro en posición dominante, con el fin de cambiar radicalmente las condiciones de este mercado en el país.

En una carta dirigida al gobierno señalan que "la dominancia no es un problema menor, es un problema que nos debe preocupar a todos los colombianos, en tanto, una baja competencia, i) es el camino seguro hacia la creación de un monopolio, ii) genera un desincentivo a la inversión general, iii) ralentiza la innovación tecnológica y iv) dificulta el ejercicio de los derechos de los consumidores. Todos estos problemas afectan los derechos fundamentales y sociales de los colombianos, de los cuales ustedes son garantes en cada una de sus misiones institucionales, hoy día y sin estar en un monopolio aún, CLARO es el operador con el mayor número de incidencias (SIC 2017), completando casi el 50% del total de ellas".

Por ello, dicen, es histórica la decisión que está en manos de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC). Este es un paso en una actuación de casi 3 años en la CRC y que resulta imprescindible sí se espera que el país capture los beneficios de la digitalización, así como la futura asignación de espectro. Un mercado de telecomunicaciones en competencia es el mejor apalancador para el bienestar social como lo predijo el premio nobel de economía Stiglitz.

Con la declaración de dominancia el sector seguramente crecerá, pues la competencia es el primer incentivo para la inversión en infraestructura. Prueba de ello es que los operadores firmantes en los últimos tres años han invertido más de 7 billones en nuevas y mejores redes, siendo la inversión de cada operador en términos porcentuales en relación con sus ingresos equiparable o mayor a la realizada por el dominante.

Pese a los grandes esfuerzos que se han realizado, a las ofertas vigentes, a la lucha en el mercado y al empeño en seguir brindando mejores servicios a los usuarios, el mercado no es dinámico. Y ello se debe en todo, no en parte, a la falta de competencia en el sector, generada por la alta participación de un operador en los servicios que, con su capacidad de determinar el mercado, influye en su bajo nivel de crecimiento. El operador dominante de voz, extiende su influencia hacia el mercado de datos, fijo y digital, de allí la urgente intervención que se requiere.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0