Empresas

Buen resultado de la producción industrial en abril pese a receso de Semana Santa

Al cierre del mes de abril, los indicadores de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC) mostraron cifras más bajas debido a la coincidencia con el periodo de vacaciones de Semana Santa, durante el cual tradicionalmente se disminuye el ritmo de producción industrial.

Sin embargo, se siguen registrando resultados positivos en la actividad manufacturera con crecimientos en producción y ventas, una mayor utilización de la capacidad instalada, pedidos e inventarios en buenos niveles y un clima para los negocios que muestra una situación favorable.

Se ratifica con esto la necesidad de implementar acciones y políticas que fortalezcan el crecimiento industrial y empresarial en el corto y mediano plazo. Para esto la ANDI ha venido haciendo propuestas en varios sentidos, las cuales espera puedan ser implementadas lo antes posible.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), que la ANDI realiza con ACICAM, ACOPLASTICOS, ANDIGRAF y CAMACOL, en el período enero-abril de 2019, comparado con el mismo lapso de 2018, la producción aumentó 1,2%, las ventas totales 1,5% y, dentro de éstas, las ventas hacia el mercado interno 1,8%. En el año inmediatamente anterior, estas tasas eran de 2,5%, 3,1% y 2,9%, respectivamente.

A nivel sectorial, la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta registra un comportamiento relativamente favorable, ya que la mayoría de actividades registran tasas positivas.

En abril de 2019, el indicador de uso de la capacidad instalada se situó en 79,1%, es cual si bien es menor al obtenido en el mes de marzo (81,8%), es similar al registrado en abril de 2018 (79,6%) y se mantiene por encima del promedio histórico (76,4%).

En la encuesta del mes de abril se incluyeron algunas preguntas especiales asociadas con la utilización de la capacidad instada. Las respuestas a estas preguntas darán una clara imagen de cómo se comporta el proceso de producción dentro de las compañías. Se les preguntó a los empresarios sobre cómo miden dentro de la empresa la utilización de la capacidad instalada en la planta de producción. Los resultados arrojaron que un 43,9% de las firmas contrasta la producción real en un determinado periodo de tiempo versus la producción máxima que pueden lograr en este mismo periodo. Le siguen como método de medición la producción contra el tiempo con un 11,1% de las compañías y el criterio de horas utilizadas versus horas disponibles (8,9%).

Adicionalmente, se quiso conocer cuál era el nivel óptimo actual de utilización de la capacidad instalada, teniendo en cuenta que no comprometa los programas de mantenimiento ni la capacidad de respuesta ante cambios eventuales de los pedidos. En la EOIC los encuestados reportaron como óptimo un nivel de 84.9%.

Respecto a los indicadores de inventarios y pedidos, en abril, el 91,1% de la producción encuestada califica sus pedidos como altos o normales, cifra muy superior a la registrada en abril de 2018 (87,7%).

En el caso de los inventarios, éstos son calificados como altos por el 17,5% de la producción manufacturera. En abril de 2018, el 15,5% de la producción consideraba como altos sus inventarios.

La percepción de los empresarios sobre el clima de los negocios presenta una buena dinámica en el mes de abril. En efecto, el 66,4% de los encuestados consideró la situación actual de su empresa como buena, resultado significativamente superior al 60,2% observado en el mismo mes de 2018.

Por su parte, el porcentaje de empresas que prevé una mejor situación en el inmediato futuro fue reportado en abril de 2019 por el 50,4% de los encuestados, nivel por encima de la cifra registrada en el mismo mes del año pasado (45,1%).

Para el mes de abril, los principales obstáculos que enfrentaron los empresarios en el desarrollo normal de su actividad son en su orden: volatilidad de la tasa de cambio, seguido por falta de demanda, costo y suministro de materias primas, estrategias agresivas de precios y comercialización, infraestructura inadecuada y altos costos logísticos y contrabando.

El contexto internacional es de gran relevancia en la coyuntura económica. Las decisiones de los gobiernos de otros países impactan de gran manera el actuar del sector privado y público. Aun así, en Colombia se pronostica un crecimiento fuerte y mejor al de años anteriores, lo que marcaría la pauta para afirmar la consolidación y recuperación de la actividad económica en el país.

En particular, se les solicitó a los empresarios que clasificaran determinados aspectos del contexto internacional que han afectado directamente el comportamiento de sus negocios. En orden de importancia de los factores considerados en la encuesta, fueron calificados como desfavorables la volatilidad de la tasa de cambio por el 65,3% de los empresarios, seguido del impacto del contrabando (63,8%); la volatilidad del precio del petróleo (63,3%); la guerra comercial (63,1%); el menor crecimiento mundial (60,1%); las medidas proteccionistas de algunos países (52,4%) y el fenómeno de la migración para el 25,0% de los encuestados.

Otros factores, tales como el cambio climático, los costos de las materias primas, la competencia agresiva de las importaciones, fueron calificados como desfavorables por el 14,1% de los encuestados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0