Mercados

Tres males financieros mundiales que se agravan por rebajas de la FED

  • Con esta baja en tasas de interés se postergará el ajuste fiscal, pues los gobiernos del mundo desarrollado sentirán que pueden continuar incrementando su relación Deuda/PIB sin necesidad de balances primarios positivos.
La Reserva Federal de los Estados Unidos pudiera estarle inyectando pólvora a los mercados internacionales.

En el fondo, la apuesta del FED sobre no generación de nuevas burbujas financieras a través de estar reduciendo nuevamente su tasa repo descansa sobre dos pilares.

UNO, la no existencia de activos inflables, como se cree es la situación hipotecaria en los Estados Unidos.

DOS, la recuperación no inflacionaria del crecimiento y de la productividad durante 2020-2022, con base en los desarrollos de la tecnología digital.

Pero, según análisis de Anif, esas dos apuestas de la FED lucen riesgosas. Más grave aún, con esa reducción de tasa de interés de la FED y las eventuales inyecciones de liquidez del BCE, se agravan tres problemas financieros globales:

UNO, se aumenta la fragilidad del margen financiero bancario.

DOS, se deteriora la rentabilidad de los bonos-soberanos-corporativos, llevándolos a niveles negativos reales tanto en Alemania como en Estados Unidos.

TRES, con esta baja en tasas de interés se postergará el ajuste fiscal, pues los gobiernos del mundo desarrollado sentirán que pueden continuar incrementando su relación Deuda/PIB sin necesidad de balances primarios positivos.

Camino equivocado

Así, en la práctica, el FED pos-Lehman ha pasado de guiar su accionar sobre la tasa repo bajo el foco de la dupla inflación-desempleo a incluir (y con alta ponderación) la situación de los mercados financie­ros.

Si bien esto se ciñe a las recomendaciones de los que hemos abogado por la estrategia de "infla­ción-objetivo-comprensiva", el problema es que la FED está direccionalmente equivocada.

Bebería es estar pensando en retraer más la abundante liqui­dez y no en inyectar más pólvora a unos mercados financieros que ya lucen sobre-valorados (especial­mente en renta variable).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0