Mercados

Fitch Ratings otorgó calificación AAA a bonos de Organización Terpel

  • El anuncio de la calificadora reafirma la perspectiva estable para la Organización Terpel, y destaca el impacto positivo que ha tenido la consolidación de las operaciones de lubricantes de ExxonMobil en Colombia, Perú y Ecuador.
Terpel ha consolidado su liderazgo en el sector combustibles y lubricantes.

Fitch Ratings otorgó las calificaciones 'AAA' y 'F1' al Programa de Emisión de Bonos y Papeles Comerciales de Organización Terpel S.A. (Terpel), por $1.500.000 millones.

El ente calificador resaltó que este resultado refleja el liderazgo de la compañía en el mercado de distribución y comercialización de combustibles, así como su robusta posición competitiva, soportada en una amplia red de estaciones de servicio y su presencia en varios países de Latinoamérica.

"Terpel mantiene un perfil financiero sólido que se caracteriza por la estabilidad de su generación operativa y apalancamiento moderado", señaló Fitch Ratings y añadió que la compañía "mantiene una posición de liderazgo en el mercado colombiano de combustibles líquidos, gas natural vehicular, combustible para aviones y lubricantes".

El anuncio de la calificadora reafirma la perspectiva estable para la Organización Terpel, y destaca el impacto positivo que ha tenido la consolidación de las operaciones de lubricantes de ExxonMobil en Colombia, Perú y Ecuador para el posicionamiento competitivo de la compañía en la región andina.

"Obtener esta calificación para nuestro programa de emisión de bonos, evidencia la confianza y credibilidad que genera Terpel en el mercado de valores. Nuestra estabilidad y solidez son factores determinantes para seguir en el camino de ser la marca número uno en el corazón de los colombianos", afirmó Óscar Bravo, Vicepresidente Financiero de Terpel.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.