Mercados

Revuelo en Avianca por involuntarias violaciones a normas estadounidenses

  • La Compañía está comprometida a cooperar completamente con OFAC, pero es muy anticipado predecir qué acción podría tomar OFAC.
Avianca vuelve al ojo del huracán, esta vez por cuenta de una operación de su anterior accionista mayoritario, Germán Efromovich.

Avianca, según reporte oficial, tuvo recientemente conocimiento de que ahora está sujeta a la jurisdicción de los Estados Unidos de América para efectos de ciertas leyes y regulaciones estadounidenses sancionatorias.

Las mismas son administradas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Office of Foreign Assets Control, "OFAC") del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de América (U.S. Department of the Treasury).

"Este vínculo jurisdiccional es resultado de la transferencia efectuada el 9 de noviembre de 2018, por parte de la sociedad matriz de la Compañía, Synergy Aerospace Corp. ("Synergy"), de aproximadamente el 78% de las acciones ordinarias y con derecho a voto de la Compañía (la "Transferencia de Acciones") desde una sociedad establecida en Panamá a una sociedad de responsabilidad limitada constituida en Delaware, propiedad en su totalidad de Synergy ("BRW")".

En otras palabras, esa fue una de las últimas movidas fuertes de su anterior controlante, el grupo económico liderado por Germán Efromovich.

El documento divulgado hoy por Avianca señala que "Synergy constituyó a BRW y realizó unilateralmente la Transferencia de Acciones en relación con la obtención, por parte de BRW, de un préstamo de United Airlines".

Habiendo tenido conocimiento de que, como consecuencia del cambio de propiedad, la Compañía es considerada por OFAC como una persona sujeta a la jurisdicción de los Estados Unidos de América, la Compañía contrató asesores externos para llevar a cabo una revisión encaminada a identificar cualquier potencial violación de las normas sancionatorias de los Estados Unidos de América.

El resultado

Como resultado de esta revisión, la Compañía identificó que los vuelos comerciales regularmente programados entre ciudades en Centro y Sur América y la Habana, Cuba y las operaciones relacionadas en Cuba, que históricamente ha realizado, "pueden haber constituido violaciones involuntarias a las Regulaciones Estadounidenses para el Control de Activos Cubanos (U.S. Cuban Assets Control Regulations, CACR) durante el período posterior a la Transferencia de Acciones.

Durante el período que inicia en la fecha de la Transferencia de Acciones y termina el 30 de septiembre de 2019, tales vuelos hacia y desde la Habana, Cuba constituyeron un monto inmaterial de los ingresos brutos de la Compañía.

El 25 de septiembre de 2019, la Compañía envió a OFAC una divulgación voluntaria preliminar haciendo referencia a tales potenciales violaciones involuntarias.

La Compañía también planea enviar a OFAC una solicitud de autorización específica para que sus aerolíneas subordinadas puedan continuar operando vuelos hacia y desde Cuba durante un periodo de reducción progresiva de la operación o hasta aquel momento en que la Compañía deje de estar sujeta al CACR.

"No es posible asegurar que dicha solicitud vaya a ser aprobada".

La Compañía está comprometida a cooperar completamente con OFAC, pero es muy anticipado predecir qué acción podría tomar OFAC en relación con este tema (incluyendo sanciones y multas) y qué efecto podría tener dicha acción en la reputación de la Compañía, su negocio, su condición financiera o los resultados de sus operaciones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.