Mercados

Bolsas europeas abren tímidas, asiáticas caen y Wall Street pinta apertura en rojo

  • La Bolsa de Hong Kong cerró hoy con un retroceso del 1,32 % en su principal indicador, el Hang Seng, en medio de renovadas preocupaciones por la extensión del COVID-19 a nivel global.
  • En el plano corporativo, es el sector bancario el principal lastre de las bolsas de Europa esta sesión. Las entidades sufren fuertes caídas en sus acciones después de que el Banco Central Europeo (BCE) les haya instado a suspender los dividendos.
Las bolsas abren este lunes en medio de un mundo confuso, con ca casi la mitad de sus habitantes en confinamientos voluntarios y obligatorios.

Mientras casi la mitad del mundo ya está en modo aislamiento, los mercados mundiales tienden más al declive. El Nikkei cayó ante expectativa de cierre del Japón por coronavirus, mientras los futuros del S&P 500 caen casi 4%, el Dow Jones cae algo más de medio punto.

Las bolsas europeas afrontan una semana que, de nuevo, estará marcada por la evolución de la pandemia del coronavirus y sus estragos económicos en todo el mundo.

Las ventas se imponen en los índices bursátiles según avanza la sesión. Estos comenzaron este lunes con signo mixto, intentando un rebote que si bien aún tendría algo de recorrido sería débil, según anticipa el análisis técnico.

En España el Ibex 35 acusa los descensos hasta el 1,5% y arriesga los 6.700 puntos. Al otro lado del Atlántico, los futuros estadounidenses no anticipan una tendencia clara en Wall Street.

Los parqués tampoco cuentan con el respaldo del petróleo, que en EEUU ha llegado a perder la barrera psicológica de los 20 dólares el barril.

Covid vs. inversores

La COVID-19 sigue siendo la preocupación número uno de los inversores de todo el mundo. El miedo a la evolución de la pandemia en los distintos países y el impacto económico, todavía incalculable, de las medidas restrictivas llevadas a cabo para contenerla condiciona enormemente a los mercados.

En el plano corporativo, es el sector bancario el principal lastre de las bolsas de Europa esta sesión. Las entidades sufren fuertes caídas en sus acciones después de que el Banco Central Europeo (BCE) les haya instado a suspender los dividendos.

Tokkio, ¿al borde del cierre?

La Bolsa de Tokio cerró este lunes con una caída del 1,57 %, debido a la persistente preocupación de los inversores por el impacto económico de la pandemia de coronavirus y un potencial cierre de la capital japonesa ante al aumento de casos.

El índice de referencia Nikkei bajó 304,46 puntos, ese 1,57 %, hasta 19.084,97 entero, tras una sesión en terreno negativo en la que llegó a caer hasta un 4,18 % durante el primer tramo.

El Topix, que engloba a las firmas de la primera sección, las de mayor capitalización del mercado, retrocedió 23,95 puntos, un 1,64 %, hasta 1.435,54 unidades.

Hong Kong retrocede

La Bolsa de Hong Kong cerró hoy con un retroceso del 1,32 % en su principal indicador, el Hang Seng, en medio de renovadas preocupaciones por la extensión del COVID-19 a nivel global.

El Hang Seng perdió hoy 309,17 puntos, hasta 23.175,11 enteros, mientras que el Hang Seng Enterprises, el índice referencial que aglutina a los valores chinos de la parte continental, retrocedió un 1,08 %.

Al igual que otros mercados de la región, el de Hong Kong reflejó las preocupaciones por la extensión del COVID-19 en Europa y Estados Unidos y las crecientes restricciones que se están imponiendo a los viajes entre naciones.

Todos los sectores terminaron en rojo. El subíndice financiero perdió un 1,07 %, el de servicios un 2,03 %, el inmobiliario un 1,33 % y el de comercio e industria un 1,58 %.

Descenso en Seúl

La Bolsa de Seúl cerró hoy con un descenso del 0,04 % en su principal indicador, el Kospi, en una sesión marcada por el impacto del COVID-19, aunque con un retroceso amortiguado desde la caída inicial.

El Kospi perdió hoy 0,61 puntos, hasta 1.717,12 unidades, mientras que el índice tecnológico Kosdaq subió un 3,69 % o 19.28 puntos, hasta 542,11 enteros.

La sesión fue irregular, con un descenso muy superior al inicio de las operaciones por los temores sobre el impacto del COVID-19 en la economía global y especialmente la extensión por Estados Unidos.

Sin embargo, según pasaban las horas comenzó a remontar el Kospi y de hecho llegó a tocar territorio positivo una hora antes del cierre, aunque acabó con una ligera pérdida.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0