Mercados

Junta del Emisor baja tasas a nuevo mínimo y recorta estimación del PIB

(Agencias) -- Colombia recortó la tasa de interés por quinta reunión consecutiva, a medida que el regreso a las estrictas medidas de cuarentena en las dos ciudades más grandes del país amenaza con prolongar la peor depresión en más de un siglo.

La junta del Banco de la República, compuesta por siete miembros, redujo la tasa clave en un cuarto de punto a un mínimo histórico de 2,25% el viernes, dijo el gerente general, Juan José Echavarría. La decisión estuvo en línea con las expectativas de analistas.

Esta decisión tomó en consideración que la inflación en junio se ubicó en 2,19%, el promedio de los indicadores de inflación básica en 2,03% y las expectativas de inflación continuaron reduciéndose. Todos los indicadores y las expectativas se sitúan por debajo de la meta del 3%.

La demanda agregada observada es más débil que lo previsto, con mayores excesos de la capacidad productiva y un fuerte deterioro del mercado laboral, en un contexto de gran incertidumbre macroeconómica global.

Las condiciones de los mercados financieros han mejorado respecto al comienzo de la crisis y la abundante liquidez de los mercados internacionales y locales se ha reflejado en menores primas de riesgo soberano y menor volatilidad cambiaria.

En estas condiciones, el balance de riesgos de la política monetaria sugiere la conveniencia de brindar un impulso adicional a la economía. El impacto de la política monetaria será mayor a medida en que las condiciones de la pandemia permitan continuar la reapertura gradual de los distintos sectores.

De esta manera las tasas de interés en Colombia ya han sido recortadas en 200 pbs, reducción sin precedentes en la historia de la Junta del banco.

Por otra parte, el Banco de la República anunció que su Junta Directiva aprobada que se renovará durante agosto los vencimientos de los contratos al futuro de venta de dólares con cumplimiento financiero, mediante el mecanismo de subasta en los días de los vencimientos.

Bogotá, la capital del país, que representa una cuarta parte del producto interno bruto de la nación, y Medellín han vuelto a imponer medidas de cuarentena en medio de un aumento de las infecciones por coronavirus.

El equipo técnico del emisor recortó su pronóstico de crecimiento de la economía en 2020 a un rango entre -6% y -10%, desde una estimación previa de -2% a -7%, según Echavarría.

Colombia está atravesando su peor recesión desde que comenzaron los registros en 1905. Su mercado accionario ha tenido el peor desempeño del mundo en lo que va del año. La inflación está cerca del límite inferior del rango meta entre 2% y 4% y economistas encuestados por el banco central proyectan que cerrará el año en 1,9%.

También esperan un recorte final a 2% en la reunión de agosto. La autoridad monetaria ha reducido la tasa desde el 4,25% de comienzo de año.

El promedio móvil de 7 días de casos de virus es actualmente uno de los peores del mundo, en 8.500, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades. El número total de infecciones del país andino está aumentando. Se sitúa aproximadamente en 290.000, todavía por debajo de Brasil, México, Chile y Perú.

Echavarría ha dicho que la junta quiere evitar cambios bruscos de tasas que puedan desencadenar salidas de capital desestabilizadoras. El peso ha tenido pocos en el último mes.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.