Mercados

El petróleo tendría recuperación frágil mientras economías avanzan a normalidad

(Reuters) - Los precios del petróleo aumentarán a un ritmo lento este año, en la medida que la reducción gradual de las restricciones por el coronavirus incremente la demanda, mostró un sondeo de Reuters, aunque una segunda ola de COVID-19 podría ralentizar la senda de recuperación.

La consulta a 43 analistas y economistas calcula que el Brent promediará 41,50 dólares por barril en 2020, que se compara con la expectativa de junio de 40,41 dólares y con el promedio en torno a 42 dólares en lo que va del año. El referencial promediaría 49,85 dólares por barril en 2021.

El pronóstico 2020 para el estadounidense West Texas Intermediate se elevó a 37,51 dólares por barril desde los 36,10 dólares calculados el mes pasado.

El petróleo está "atrapado en un proceso de retorno gradual al equilibrio", con las "piezas moviéndose en la dirección correcta" en el lado de la oferta, afirmó Harry Tchilinguirian, jefe de investigación de productos en BNP Paribas.

"La incertidumbre reside en la recuperación de la demanda, y los acontecimientos relacionados con el COVID hacen temer que el ritmo de reapertura pueda verse obstaculizado".

La encuesta proyectó que la demanda global se contraerá entre 7,2 y 8,5 millones de barriles por día (bpd) este año, en comparación con la predicción del descenso de 6,5-8,7 millones de bpd del mes pasado.

No obstante, una vacuna prometedora para el virus podría acelerar la recuperación económica y, a su vez, elevar los precios del petróleo, dijeron analistas.

"Es posible traspasar el rango de 40-45 dólares si el repunte de la economía llega a ser más acelerado y más firme de lo previsto", apuntó Frank Schallenberger, analista de LBBW.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.