Mercados

Las dudas sobre los estímulos en EEUU golpean a las bolsas

  • Los movimientos de los inversores se reducen drásticamente en este mes en el que históricamente la negociación en la bolsa española ha bajado una media del 35% respecto al promedio del resto del año.
La Bolsa de Madrid mantiene su tendencia de recuperación de la última semana.

Los mercados de valores europeos mantenían el tono el miércoles después de que se plantearon dudas sobre el nuevo estímulo económico en Estados Unidos, mientras que se perfilaba otro día movido para el oro y la plata.

El animado comienzo de las operaciones en Europa hizo que la libra esterlina pasara por alto la noticia de que Gran Bretaña había tenido el peor trimestre económico de su historia debido a la crisis del COVID-19.

El oro se movió casi un 4% después de su mayor caída en siete años [GOL/] y los rendimientos del bono del gobierno alemán alcanzaban máximos de dos semanas en medio de un diluvio de emisiones de deuda global.

La confianza flaqueaba en Asia mientras continuaban las andanadas de la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Pekín también informó de un crecimiento de los préstamos más débil de lo esperado, mientras que el líder de la mayoría del Senado de Estados Unidos describió las conversaciones sobre el estímulo como "un poco estancadas".

"El sesgo en este momento es probablemente disminuir el S&P 500 y disminuir el riesgo en general", dijo el estratega de Societe Generale Kit Juckes.

"Lo que suceda a continuación probablemente depende de lo que ocurra en los mercados de valores de Estados Unidos (que se centran en el estímulo)(...) Ese podría ser el factor decisivo para la confianza en el corto plazo". El martes, en Wall Street, el S&P 500 rompió una racha ganadora de siete días después de haber alcanzado el máximo histórico de febrero, justo antes del estallido global del COVID-19.

A menos que se llegue a un acuerdo bipartidista sobre el estímulo, la economía de Estados Unidos podría quedarse con las medidas que el presidente Donald Trump anunció el sábado a través de decretos para evitar el Congreso.

El rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años subió un par de puntos básicos hasta el 0,67% en Europa para mantenerse en un máximo de un mes.

Los precios del petróleo subieron después de una caída mayor de la esperada de los inventarios de Estados Unidos.

El movimiento más dramático tuvo lugar en los metales preciosos. El oro pasó de bajar 2% a subir 1,7% a 1.935 dólares por onza. La plata ganaba casi un 4% en Europa después de una caída del 15% el martes.

Las bolsas

Las sesiones bursátiles características del mes estival por excelencia, agosto, ya comienzan a hacer acto de presencia en el mercado. La de ayer es un claro ejemplo de ello.

Los movimientos de los inversores se reducen drásticamente en este mes en el que históricamente la negociación en la bolsa española ha bajado una media del 35% respecto al promedio del resto del año.

En los primeros días de agosto de este año, ya se observa esta tendencia entre los grandes valores del Ibex 35. De hecho, las cuatro mayores empresas del índice por capitalización (Inditex, Iberdrola, Banco Santander y Endesa) han movido casi un 50% menos en las últimas cinco sesiones si las cifras se comparan con la media diaria de los seis meses previos.

Algo que provoca movimientos erráticos en los principales selectivos de Europa, que ayer cerraron con tono mixto, muy cerca de sus primeros niveles de resistencia.

"Para hablar mínimamente de fortaleza a muy corto plazo es preciso que se superen niveles como son los 3.300 puntos de EuroStoxx 50 y 12.800 puntos de DAX", asegura Joan Cabrero, asesor de Ecotrader.

Se trata de cotas que se encuentran a un 1% de los niveles de cierre de ayer y cuya superación proporcionaría una suerte de "tregua temporal para los alcistas"

Sin embargo, pese a que "no se puede descartar la posibilidad de ver un rebote mayor a corto plazo, consideramos que los riesgos bajistas siguen ahí", explica el analista técnico quien señala que el riesgo de ver más caídas hacia los mínimos de junio seguiría latente igualmente.

"Y es que", matiza el experto, "una caída a la zona de mínimos de junio puede desarrollarse sin que realmente haya cambios dentro de la situación alcista que definen las bolsas europeas desde los mínimos de marzo".

En este sentido, el comportamiento de Wall Street será decisivo para dilucidar la dirección que acaba tomando las bolsas en el Viejo Continente.

El Nasdaq comenzó ayer la semana mostrando signos de cierto agotamiento comprador que deben ser vigilados, pero que no se verán confirmados mientras no se vea un cierre semanal por debajo de los 10.900 puntos.

"Es decir", sentencia Cabrero, "mientras el Nasdaq 100 se mantenga a cierre semanal sobre los 10.900 puntos el control seguirá absolutamente en manos de los alcistas".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin