Mercados

Monedas de A. Latina con mejor tono pese a riesgo local, siguen campaña EEUU

(Reuters) - Las monedas de América Latina repuntarán un poco en el corto plazo, a medida que los inversores observan la campaña para las elecciones presidenciales de Estados Unidos atentos a cualquier indicio sobre el enfoque futuro de Washington hacia la región, mostró un sondeo de Reuters.

Las cotizaciones del real de Brasil y el peso mexicano han estado volátiles en meses recientes pero continuaron dentro de niveles clave, frente a un panorama mixto caracterizado por preocupaciones fiscales y algunas mejoras en los indicadores de actividad.

Ahora, las señales de recuperación desde la recesión histórica en ambos países comienzan a impregnar el clima del mercado pese a la existencia de varios riesgos domésticos, como el catastrófico costo humano de la pandemia del coronavirus, que sigue su curso.

El real se apreciaría 2,8% a 5,24 por dólar en tres meses desde el miércoles, de acuerdo con la estimación mediana de 31 analistas y estrategas encuestados del 28 de agosto al 2 de septiembre. Las predicciones más floja y más fuerte son 5,80 y 4,58, respectivamente.

En un año, la moneda brasileña operaría a 4,95 por dólar comparado con la estimación mediana de 4,85 en agosto. La unidad comenzó septiembre con fuerza después de que el gobierno ofreció reaseguros acerca de sus planes de austeridad.

Pero algunos son escépticos. "Los bajos diferenciales de tasas de interés, las expectativas de crecimiento reducidas y el deterioro presupuestario continuarán ejerciendo presión negativa sobre el real", dijo Dan Kawa, jefe de inversiones de TAG Investimentos en Río de Janeiro.

La moneda local acumula un retroceso de 25% en 2020, en camino a su peor año desde la pérdida de 33% en 2015. Pero ha ganado más de 4% desde un mínimo de agosto, cuando los mercados brasileños retrocedieron ante los crecientes temores sobre el amplio déficit fiscal.

En México, el peso estará mirando la campaña política de Estados Unidos, con amargos recuerdos de un derrumbe durante el último tramo de 2016 luego de que el entonces candidato presidencial republicano Donald Trump prometió construir un muro para frenar la inmigración y también restringir el comercio.

"Podría existir un argumento por el debilitamiento del peso principalmente debido a la volatilidad asociada a las elecciones presidenciales de Estados Unidos", dijo Víctor Gómez, un economista de Finamex en Ciudad de México, refiriéndose a los comicios previstos para noviembre.

De momento, el sondeo muestra cautela para la moneda mexicana, estimándola alrededor de 22,0 por dólar en el futuro previsible, incluso a pesar de que en las últimas semanas viene disfrutando de un impulso alcista desde un piso en junio.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin