Mercados

Reducción de tasas de interés sería la última de 2020: BBVA Research

El viernes pasado la Junta Directiva del Banco de la República decidió reducir su tasa de política en 25pb hasta el 1,75%, en línea con la expectativa de BBVA Research, acumulando una reducción desde el inicio de la pandemia de 250pb.

La decisión fue por mayoría, con cuatro votos a favor y tres en contra. Estos últimos votaron a favor de la estabilidad en la tasa.

La decisión dividida, con un balance de tres votos a favor de mantener la tasa estable, marca una división importante en la Junta que, acompañado de la mejora en algunas cifras de actividad en octubre, deberían llevar a que el Banco Central finalice su ciclo de rebajas, según Alejandro Reyes, economista principal de BBVA Research.

La reducción de 250pb desde el inicio de la pandemia se encuentra por encima de la media de reducciones de otros bancos centrales y llevó la tasa a su mínimo valor histórico con el 1,75% nominal.

Dadas las expectativas de inflación, tanto del Banco como de analistas para 2021, la tasa real de política monetaria se ubica en terreno negativo, dando un importante impulso a la actividad económica, el cual se materializa a través de la reducción observada en las tasas de interés de mercado.

Las condiciones de debilidad en la demanda tardarán un tiempo en desvanecerse y, por consiguiente, considera el BBVA que el Banco de la República mantendrá tasas bajas por un periodo considerable de tiempo, con un siguiente movimiento al alza a mediados de 2022. Esto siempre y cuando el escenario económico no se deteriore significativamente en el futuro cercano. Como consecuencia, se encadenará el periodo de tasas de interés reales negativas de más largo tiempo en registro.

De otro lado, indica el economista que en cuanto a la actividad económica, resaltaron que si bien se han observado algunas mejoras en la actividad en los últimos datos recibidos, siguen estimando una contracción del PIB para 2020 entre 6% y 10% y observan que las mejoras en el mercado laboral en julio fueron insuficientes y todavía muestran un deterioro en el mercado laboral y en los ingresos de los hogares.

Además, destacaron que el entorno externo sigue siendo favorable y, en particular, que la cuenta corriente refleja menores necesidades de financiamiento. De hecho, el déficit para el primer semestre, que se ubicó en 3,3% del PIB, fue significativamente menor que el 4,3% de 2019.

El Banco de la República también informó de la solicitud y aprobación por el directorio del FMI de un incremento en la Línea de Crédito Flexible (LCF) por 6.200 millones de dólares. Con esto, la línea alcanza un valor actual de 17.200 millones de dólares (equivalentes a 6 veces la cuota de Colombia en el Fondo).

Según la institución, este aumento en la línea permitirá fortalecer la posición de liquidez internacional del país, lo que se complementa con el esfuerzo realizado en los últimos años para aumentar las reservas internacionales. En el documento, el Banco menciona que se contempla realizar un desembolso parcial de la línea por aproximadamente 5.300 millones de dólares para apoyo presupuestario. Estos recursos permitirían apoyar la respuesta a la pandemia. El remanente de la línea será utilizado de forma "precautoria". Se destaca que no existen condicionamientos en términos de política económica para acceder a estos recursos ya que están dirigidos a países con sólidos fundamentales macroeconómicos.

Por otra parte, el FMI también publicó un comunicado anunciando el incremento de la línea en el que se destaca el respaldo al fuerte marco institucional de política y el récord de desempeño económico de Colombia. Al tiempo que comentó que la línea, en combinación con las reservas externas que tiene el país, provee un seguro contra riesgos a la baja.

Sobre las características de la línea, el comunicado resalta que son recursos disponibles en cualquier momento, sin condicionamientos. Dentro de las razones para autorizar el incremento se destaca que en el momento de la negociación de la renovación de la línea, previa a mayo de 2020, se subestimó el impacto de la pandemia. Según el FMI, el mayor acceso a la línea debe incrementar la confianza de los mercados y servir para atender los efectos de la pandemia, las migraciones de venezolanos y lograr mayor crecimiento inclusivo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin