Mercados

Razones por las que el mercado ve estables intereses del Emisor a mediano plazo

  • En cualquier caso, Echavarria enfatizó en la conferencia de prensa que espera que la inflación anual del 2018 cierre entre 3.3% y 3.4%, similar al consenso de mercado.
El costo del dinero en Colombia, en tasa de intervención, se mantendrá estable los próximos meses.

El Banco de la República en Colombia mantuvo la tasa repo estable en 4.25%, decisión que se tomó de manera unánime (al igual que en el mes pasado) y que estuvo alineada con las expectativas de todos los analistas.

Esta fue la primera reunión de la nueva codirectora, Carolina Soto, que antes se desempeñaba como Alta Concejera para la Presidencia en temas de competitividad y el sector privado y como Viceministra de Hacienda. Adicionalmente, esta fue la última del saliente Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quién será reemplazado por Alberto Carrasquilla el próximo 7 de agosto.

El comunicado de la junta fue bastante similar a los de las reuniones anteriores, pues el panorama macro local no ha cambiado significativamente en días recientes.

Así, el BanRep siguió resaltando la aceleración de la actividad económica (aunque esta sigue por debajo del potencial), que debería mejorar adicionalmente hacia adelante, y los riesgos alcistas sobre la inflación (el riesgo de una potencial depreciación del COP fue resaltada en el comunicado).

Dado este escenario, la expectativa general (nuestra y del mercado) es de estabilidad en la tasa repo en 4.25% por un periodo de tiempo considerable y que la discusión de potenciales incrementos por parte de la Junta iniciaría en el 1S19.

Específicamente, esperamos que el primer aumento ocurra en abr-19, similar a lo que pronostica el consenso del mercado (mar-19). Por el contrario, la curva de swaps IBR incorpora un incremento a 4.50% tan pronto como en oct-18, aunque permanecería en dicho nivel hasta finales de 1T19.

Por largo rato

El Gerente General Juan José Echavarría mencionó recientemente que espera tasas de interés estables "por un rato largo", y que no está de acuerdo con las expectativas del mercado de incrementos a principios de 2019.

Echavarria amplió diciendo que para que este escenario se materialice, los analistas deben estar esperando o una depreciación del COP y/o una fuerte aceleración de la inflación y el crecimiento, una perspectiva que él no comparte.

El equipo técnico del BanRep reafirmó su pronóstico de crecimiento del PIB de 2018 en 2.7%. En el comunicado se hizo énfasis nuevamente en que la incertidumbre sobre el ritmo de recuperación de la actividad económica sigue siendo alta ya que, por un lado, la brecha del producto continuará ampliándose este año, mientras que, por el lado, la demanda agregada podría presentar una aceleración mayor a la esperada en caso de que los precios del petróleo se mantengan altos y que los indicadores de confianza sigan aumentando.

Dicho esto, en la conferencia de prensa Echavarría mencionó explícitamente que cada vez es más probable que el PIB registre una tasa de crecimiento cercana al 3% este año, similar a lo esbozado por algunos miembros de la Junta en la reunión anterior, de acuerdo con las minutas.

Además, Cárdenas mencionó que la actividad económica se habría expandido un 2.6% a/a en el 2T18 (mantenemos nuestro estimado de crecimiento del PIB para el año 2018 de 2.3%).

Precios tranquilos

El BanRep no mencionó la posibilidad de que los precios de los alimentos crezcan a lo largo del 2S18 como un riesgo primario para la inflación, contrario a lo observado en meses anteriores.

Cabe recordar que los alimentos actualmente enfrentan una base estadística desafiante (la inflación mensual de alimentos resultó negativa entre jun-17 y oct-17), un riesgo que fue sistemáticamente anunciado por el BanRep desde mar18.

Por su parte, se mencionó explícitamente que uno de los principales riesgos sobre la inflación es una depreciación del COP mas fuerte de lo esperado, en línea con nuestra perspectiva.

En cualquier caso, Echavarria enfatizó en la conferencia de prensa que espera que la inflación anual del 2018 cierre entre 3.3% y 3.4%, similar al consenso de mercado.

Finalmente, la autoridad monetaria señaló el ajuste más lento del sector externo recientemente. El comportamiento de la cuenta corriente será un factor a monitorear hacia adelante en la medida en que puede tener un impacto sobre la senda futura de las tasas de interés, tal y como lo tuvo en años recientes luego de la caída en los precios del petróleo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0