Mercados

BlackRock advierte efectos sobre tasa de cambio en Colombia tras decisiones de la Reserva Federal

  • Por lo tanto, en esta etapa, el ciclo de tasas ha entrado claramente en una nueva fase de política de menos presión junto con una clara debilidad económica global.
La Reserva Federal estornuda ya la economía mundial entra en expectativa.

Las observaciones de la firma analista de mercados BlackRock sobre las decisiones de la Reserva Federal en relación a sus tasas de interés advierten que habrá efectos sobre la tasa de cambio en Colombia.

"Esta noticia es de especial relevancia porque un descenso importante en estas podría generar variaciones en las tasas de cambio del peso Colombia y la tasa de desempleo al interior de Estados Unidos", señala un boletín de BlackRock.

Los cambios en la política de la Reserva Federal en gran medida cumplieron con las expectativas del mercado y comenzaron una transición hacia la tercera etapa de una historia de ciclo de tres partes para 2019.

El año comenzó con un aumento de las tasas luego de la subida de diciembre.

Ese movimiento se terminó pronto (y dramáticamente) en enero, en lo que habíamos sostenido durante mucho tiempo sería un cambio muy prudente en la dirección de la política, ya que la Reserva detuvo su ciclo de aumento de tasas.

Aun así, en enero, la comunicación de la Reserva Federal y sus proyecciones permanecieron fijas en la búsqueda de una ventana para acercarse a la tasa de política neutral (que según el cálculo de la Reserva Federal era aún mayor que la tasa vigente en ese momento, que todavía no estamos de acuerdo con). Por cierto, para este momento, la evaluación promedio de neutral bajó 25 pb, a 2.5%, un paso en la dirección correcta.

Por lo tanto, en esta etapa, el ciclo de tasas ha entrado claramente en una nueva fase de política de menos presión junto con una clara debilidad económica global, un cierto debilitamiento de las condiciones en los Estados Unidos, algunas incertidumbres comerciales / políticas más intensas y una dinámica de inflación que no se está acercando al objetivo del 2% de la Fed, y de hecho, alejándose de este indicador.

Por lo tanto, las últimas declaraciones han dejado muy en claro la dirección de la Reserva Federal de reducir las tasas de interés en la reunión de julio (o quizás de septiembre), y potencialmente también de poner fin a la reducción del tamaño de su balance (y dejar que crezca desde aquí a través de compras de tesorería).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.