Politica

Control Risks advierte empoderamiento de la izquierda en Colombia y alta posibilidad presidencial

  • Control Risks ve también para Colombia un inicio de año financieramente apretado, pues las nuevas iniciativas fiscales, no van a crear condiciones regulatorias favorables.
Raúl Gallegos, responsable de Control Risks para la región andina, entregó su perspectiva sobre el inmediato futuro político de Colombia.

La consultora de riesgos Control Risks, una de las más fuertes e influyentes de América y con cobertura global ha advertido sobre un empoderamiento sin precedentes de la izquierda en Colombia, sector al que ve con altísimas posibilidades de llegar al poder presidencial en 2022.

En diálogo con El Economista, Raúl Gallegos, responsable de esa compañía evaluadora de riesgos para la región andina, sostuvo que, si bien hay perspectivas favorables para el país en la etapa post covid de 2021, la inestabilidad social pudiera minar la senda de la recuperación.

Lo que ahora evalúa Control Risks sobre la perspectiva sociopolítica de Colombia es si los electores de van a inclinar por una izquierda populista, en la que claramente encajan al dirigente Gustavo Petro, o más bien una tendencia moderada, en la que el protagonista es el exalcalde y exgobernador de Antioquia, Sergio Fajardo.

Para el vocero de la compañía, "la derecha se concentra en el uribismo y, sin duda, va a tener apoyo, pero lamentablemente esa tendencia ha ido perdiendo credibilidad por la pérdida de su impacto reputacional".

Gallegos sostiene que el centro como opción política en Colombia es muy débil. "Hay una nueva generación de 35 años para abajo que no ve con buenos ojos a Uribe y las nuevas generaciones quieren cobrar eventuales fallas que el líder haya podido cometer en el pasado.

El responsable de Control Risks considera que el período que resta del gobierno de Iván Duque va a ser muy complicado, porque, en su opinión, "ha tenido un gobierno débil e incluso teniendo a Uribe como respaldo no logró un apoyo aplastante del Congreso".

Además, asegura, "no tenía muy claros sus objetivos. Si el objetivo era minar el acuerdo de paz ahí si lo lograron y tampoco hay negociación con el ELN. Es un gobierno que va a pasar a la historia sin pena ni gloria. Hay mucha decepción sobre la expectativa que había sobre enfrentar con rigor a los grupos ilegales".

"Es un gobierno que tampoco va a hacer mayor presencia social en las regiones, aparte de la presencia militar y policial. No se le ve capacidad de doblegar a los grupos ilegales", puntualiza Gallegos.

Confianza inversionista

En definitiva, para el analista la futura credibilidad de Colombia va a depender mucho de lo que pase con las próximas elecciones.

"Colombia debería seguir siendo atractivo para la inversión, porque gran parte de la clase política es amiga de la inversión. Es un país estable y la reputación por su ingreso a la OCDE, así como los esfuerzos de Uribe y Santos por sacar al país de violencia descontrolada, aún posicionan bien al país ante la comunidad internacional", subraya el analista.

"Pero todo ello dependerá del discurso que llegara a plantear un presidente de izquierda en 2022, posibilidad que consideramos muy alta, entre 7 y 8, en una escala del 1 al 10".

Según el analista, toda esta inestabilidad que se ha generado en el actual período en Colombia afecta fundamentalmente los renglones energéticos de petróleo y gas, así como la agricultura, donde el acceso a la tierra es un tema álgido.

Control Risks ve también para Colombia un inicio de año financieramente apretado, pues las nuevas iniciativas fiscales, no van a crear condiciones regulatorias favorables.

"No esperamos mayores cambios. Este gobierno no va a sudar la camiseta a favor del Fracking, desde el comienzo fue tibio en ese frente", asegura el directivo de Control Risks.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin