Sociedad

Donaciones de palmeros en Magdalena superan las 55.000 botellas de aceite

  • "A pesar de las dificultades que se han generado con la pandemia, el sector palmicultor ha seguido operando, manteniendo las empresas activas y por tanto preservando la generación de empleo".
Los palmicultores del Magdalena se pusieron a disposición de las autoridades desde el primer momento de la emergencia.

Con el propósito de atender las necesidades de las poblaciones menos favorecidas del departamento del Magdalena, un grupo de gerentes de empresas de la región, con plantas extractoras de aceite de palma, se darán cita este viernes 24 de abril, en el Coliseo Mayor de Santa Marta, a las 11:00 a.m., para entregar otra donación de aceite.

La donación se canalizará por la Gobernación del Magdalena, de 33.000 nuevas botellas de aceite, para llegar a un número de 55.000 botellas del producto.

Y es que recientemente se hizo efectiva una donación de botellas de aceite, de alrededor de 22.000, por parte de estas mismas empresas: Daabon, El Roble S.A., Grupo Dávila Dávila, Gradesa, Aceites S.A., Palmaceite y Biocosta, la cual recibió la Gobernación del Magdalena, en cabeza del gobernador Carlos Caicedo Omar, dirigida a las comunidades más vulnerables de la zona.

Jens Mesa Dishington, Presidente Ejecutivo de Fedepalma señaló que este es un momento para la solidaridad y que por eso el llamado a los palmicultores es a preservar el empleo y el ingreso de miles de trabajadores rurales, cuidando la operación de las plantaciones palmeras; así mismo a sumarse a las donaciones en torno al Fondo de Solidaridad Palmero y a la unión del sector, ayudando a las personas que más lo necesitan en las diferentes zonas palmeras de Colombia.

El vocero gremial destacó a las personas que están en plantación, trabajando por la seguridad alimentaria del país, como los verdaderos héroes y también a los productores y empresarios que han implementado medidas de prevención y contención del Covid 19, con gran rigurosidad.

A disposición

En este sentido, Jaime Vives Pinedo, Presidente del Comité de Gerentes de Zona Norte, gerente de la Extractora El Roble S.A. y Presidente de la Junta Directiva del Grupo Biocosta, manifestó que "desde el primer momento en que se conoció el avance del Covid 19, los núcleos palmeros dieron a conocer a los gobiernos departamental, distrital y municipales del Magdalena, su disposición de ayudar a mitigar el impacto que el virus genera en la seguridad alimentaria de la población menos favorecida".

Explicó que así mismo, ofrecieron maquinaria y equipos que podrían ser útiles en labores de desinfección a poblaciones localizadas en diferentes sectores del departamento.

Vives Pinedo aseguró que "el sector palmero del Magdalena es consciente de que un alto porcentaje de la población, en nuestro departamento, deriva sus ingresos de actividades informales, las cuales en este momento están paralizadas, lo cual pone en riesgo la buena alimentación de la gente".

Indicó que por todo ello y "a pesar de las dificultades que se han generado con la pandemia, el sector palmicultor ha seguido operando, manteniendo las empresas activas y por tanto preservando la generación de empleo, articulando todos los protocolos de rigor, con máximo cuidado y también velando, en la medida de lo posible, porque la población pueda mantenerse en cuarentena durante el tiempo que sea necesario".

Precisó, por último, que en coordinación con algunas Alcaldías y especialmente con la Gobernación del Magdalena se han logrado entregar no solo la cantidad mencionada de aceite sino también un número representativo de unidades de jabón, dado que el aceite de palma es materia prima básica para producirlo y que la intención del sector palmero es continuar ayudando a las comunidades que tengan necesidades más apremiantes en la zona.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin